La Juventus golea en el Camp Nou y se lleva la primera plaza en la enésima debacle europea del Barça

Messi, cabizbajo durante la derrota contra la Juve
Messi, cabizbajo durante la derrota contra la Juve
EFE/Alberto Estévez

Enésima hecatombe europea del Barça. Y van... ni se sabe ya, la cuenta se ha perdido en los últimos años. Ante la Juventus, le bastaba a los de Koeman con perder por menos de dos goles, o incluso por 0-2, para amarrar la primera plaza de grupo en la Champions, pero los bianconeri destaparon todas sus carencias y le infligieron un severo correctivo (0-3) que deja claro que el conjunto azulgrana está ahora mismo muy lejos de los mejores equipos de Europa.

Tenía que marcar tres goles al menos la Juve y fue desde el principio a por ellos. Cristiano avisó con un chut algo flojo, después el luso le cedió a Danilo para un disparo desviado del brasileño y a la tercera fue la vencida cuando Araujo derribó a Ronaldo y el colegiado señaló un penati algo controvertido. CR, desde los once metros, no perdonó.

El gol dejó tocado al Barça, incapaz de reaccionar, atenazado ante el empuje rival. Un saque de banda fue el preludio de una gran jugada de los turineses que acabó con McKennie totalmente solo en el área para fusilar, de medio chilena, a Ter Stegen.

El último cuarto de hora de la primera parte fue el único momento en el que el Barça dio señales de vida. Con Messi a los mandos, acarició el tanto en tres ocasiones, pero entre Buffon y la escasa puntería de Leo se escaparon todas las oportunidades.

Messi entró con fuerza tras el descanso y lo intentó de nuevo, pero sin suerte. Y la respuesta de la Juve llegó en un disparo de Ramsey ante el que se lució Ter Stegen. Sin embargo, unos momentos antes Lenglet había tocado el balón con la mano. Penalti esta vez muy claro y Cristiano de nuevo no perdonó.

Necesitaba dos goles el conjunto azulgrana ahora para recuperar una primera plaza de gran importancia y estuvo cerca el primero, pero no era el día del Barça. Griezmann cabeceó al larguero y Buffon salvó un chutazo de Messi mientras que Koeman hacía cambios extraños: dentro Umtiti y Junior Firpo para buscar la remontada.

El conjunto blaugrana se salvó del cuarto por los pelos, pues el VAR anuló un gol a Bonucci por fuera de juego. No fue más que el triste consuelo para un Barça muy inferior, condenado a un cruce infernal en los octavos de la Champions y en el que el proyecto de Ronald Koeman se empieza a tambalear. Al técnico neerlandés le esperan semanas muy movidas.

 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento