El padre de Lewis Hamilton le metía en un ring de boxeo con 8 años para que se pegara con niños mayores

Lewis Hamilton y su padre, tras el GP de Portugal
Lewis Hamilton y su padre, tras el GP de Portugal
EFE

Anthony Hamilton ha sido y es una figura fundamental para su hijo Lewis, el heptacampeón del mundo de Fórmula 1. La historia de cómo compaginaba cuatro trabajos para sufragar la carrera de su hijo en el automovilismo ha servido de inspiración para el hoy emperador de la F1 y futuro caballero de Gran Bretaña.

Sin embargo, al burro no se le hace andar sólo con zanahorias, o eso debía pensar su progenitor. Anthony fue un padre comprensivo, pero también duro cuando debió serlo. De hecho, sometía a pruebas muy duras a un Lewis Hamilton que, con los años, agradeció, pero que en su momento no se tomó nada bien, como no podía ser de otra manera.

Se lo confesó a Lawrence Barreto, redactor de la web oficial de la Fórmula 1, en la que el piloto de Mercedes relata cómo su carácter le ha servido en los momentos más complicados.

"Hamilton tenía ocho años y su padre lo metió en un ring de boxeo para endurecerlo. El británico tenía poca experiencia en este deporte, aunque había comenzado a practicar kárate dos años antes porque sufría acoso en la escuela y quería defenderse. Entró al ring, para ser recibido por un niño dos años mayor que él. Hamilton estaba aterrorizado y fue golpeado, saliendo del combate llorando y con una hemorragia nasal. Vio a su padre, que le dijo que no podía rendirse y lo mandó de vuelta. Hamilton lo hizo, en contra de su voluntad, pero esta vez, no dejó que el niño lo golpeara, y se la devolvió", relatan en la web oficial de la competición.

Estos episodios no implican que Lewis tenga una mala relación con su padre, sino todo lo contrario. Con los años entendió por qué lo hacía y ahora es un ejemplo a seguir.

"Él siempre ha sido esa roca, el tipo por el que siempre he querido mejorar, el tipo del que quería enorgullecerme. No ha sido una tarea fácil. Pero no lo hubiera querido de otra manera, ya que me ha convertido en la persona que soy", recuerda Hamilton. 

"Él es el tipo al que quería llamar [después de mi título], ya que es que no se rindió nunca. Eso es algo especial. Quiero ser eso para todos los demás niños, para mis hijos, para mi sobrina y mis sobrinos. Quiero ser esa fuerza, esa luz guía si es posible, para ayudarlos a darse cuenta de que debemos soñar en grande. No te limites, eso es lo que mi padre me decía siempre", reflexiona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento