Mike Tyson recuerda sus trucos para pasar los test antidoping

Una imagen de archivo de Mike Tyson.
Una imagen de archivo de Mike Tyson.
ARCHIVO

Mike Tyson no fue ejemplo de comportamiento fuera del ring y, como demostró ante Evander Holyfield, tampoco dentro. Sus irresponsabilidades le llevaron a cometer fraude en los test antidopaje, algo que le costó mucho dinero y de lo que a día de hoy no se arrepiente.

A sus 58 años aún recuerda sus métodos para saltarse los test de orina. "A veces utilizaba la orina de mi esposa. y después utilizaba la de mi hijo", recuerda en 'Daily Star'. "Mi mujer me decía: 'espero no estar embarazada...'. Y yo le respondía: 'no volveré a usarte, no lo volveré a hacer'...", recuerda, aunque volvió a hacerlo varias veces. Para que no le pillasen, usaba un pene de plástico donde había guardado previamente la orina 'limpia', que era la que luego entregaba a los miembros de los controles antidopaje.

Estas confesiones no son nuevas. En su biografía, 'Undisputed Truth (La verdad indiscutible)', ya relató episodios de sus abusos de drogas como la marihuana, que ahora es uno de sus grandes fuentes de ingresos, o la cocaína. 

En el año 2000 fue sancionado con una multa de 200.000 dólares por dar positivo en su combate contra Andrew Golota y en 2004, la última vez que se subió al ring, perdió contra Danny Williams, admitió que hasta horas antes de enfundarse los guantes se había estado drogando. Los test de aquella velada los pasó sin problemas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento