Hazard complementa la pegada de Benzema y Valverde para darle el triunfo al Madrid

Real Madrid
Real Madrid
EFE

El Real Madrid frenó las turbulencias antes de recibir este martes al Inter de Milán en la 'Champions' con una victoria balsámica (4-1) ante el Huesca en la octava jornada de la Liga Santander, un partido resuelto por la inspiración de Eden Hazard, que abrió la cuenta de los merengues con un zurdazo increíble y por el talento de Karim Benzema, autor de un doblete.

Dos partidos después, el equipo de Zidane volvió a ganar en casa. No fue una empresa sencilla para el 13 veces campeón de Europa, que tuvo que sufrir el atrevimiento de su rival en el cuarto de hora inicial. El equipo de Míchel, que tiene de todo menos complejos, sacó pecho al principio pero acabó pagando los platos rotos de Cádiz y Shakthar, incluso los de Moenchengladbach. El Madrid se gustó después del 0-1 en lo que fue un sábado de reconciliación.

El Huesca avisó primero con una jugada de Rafa Mir que fue anulada por fuera de juego, y buscó la espalda a los laterales blancos: Marcelo y Lucas Vázquez, que se ha hecho dueño del carril diestro ante la plaga de lesiones. El reconvertido interior gallego fue otra vez de lo más destacado en un Real Madrid que fue a más con el paso de los minutos.

Sergio Ramos estampó la primera ocasión clara de los merengues con un cabezazo que detuvo Andrés Fernández, y Hazard -tras un oasis de diez minutos- sacó la varita para celebrar su vuelta al once de la mejor manera y en el mejor momento. El belga tan solo necesitó dos toques para controlar un pase de Valverde, zafarse de un rival y machacar con su zurda al cuadro oscense. Un golazo que -sorprendentemente- no celebró.

Hazard llevaba 392 días sin marcar, es el primer gol de la temporada y el segundo desde que viste la camiseta del Real Madrid, pero se mantuvo frío ante la felicitación de sus compañeros. La primera parte no sólo se había puesto a favor de los blancos, sino que el marcador también les dio la razón. Mucho más cuando Benzema dibujó el segundo en una buena acción personal rozando el tiempo de descanso.

El francés, que originó polémica estos días por sus palabras sobre Vinicius, del que dijo que juega "en nuestra contra", recogió un envío de Lucas Vázquez, le ganó el sitio a Maffeo, controló con el pecho y firmó el 2-0 con un zapatazo sensacional. Era la certificación de que el partido había terminado cuando todavía restaban 45 minutos. La mente de los madridistas ya estaba puesta en su trascendental choque con el Inter.

Zidane movió el banquillo y dio minutos a Rodrygo, Isco y Vinicius, cuya primera jugada fue una galopada de 50 metros que terminó con un pase a Benzema. El brasileño lo tuvo claro y buscó la 'reconciliación' desde que pisó el césped del Di Stéfano. Antes del triple cambio el marcador volvió a crecer con un gol de Fede Valverde, indispensable en este Real Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento