Un árbitro noruego confiesa que es gay después de un grito de "maricón" (hacia otro) durante un partido que pitó

  • El colegiado escuchó el insulto, dedicado por un jugador visitante al entrenador del equipo local.
Un árbitro señala una tarjeta amarilla.
Un árbitro señala una tarjeta amarilla.
Jason Gulledge / WIKIPEDIA

El fútbol es mucho más que un deporte rudo y en ocasiones despierta la empatía de la gente. Esto es lo que ocurrió durante el partido del fútbol noruego entre el Valerenga y el Kristiansund, ya que algo de lo ocurrido llevó colegiado que arbitraba el partido a confesar su homosexualidad.

Se trata de Tom Harald Hagen, quien quiso 'salir del armario' tras escuchar un grito de "maricón" que un jugador visitante le dedicó al entrenador local del Valerenga.

No obstante, el árbitro ha quedio explicar lo currido en declaraciones a Glamdalen: "Es el colmo de la ironía porque acabo de arbitrar ese partido. Quizás el jugador lo dijo por capricho, eso puede pasar en el fútbol. Pero realmente tenemos que terminar con todo esto", apuntó el colegiado.

Por ello, Harald considera que "ha llegado el momento de decir que soy gay. De esto seguro que sólo saldrán cosas positivas. Para mí, siempre ha sido una parte completamente natural de la vida".

Tom Harald es internacional desde 2009 y a sus 44 años es considerado como uno de los árbitros más destacados del fútbol noruego. Por ello, quiso hacer pública su homosexualidad con el objetivo de abrir un camino a aquellos que no se atreven.

El trencilla ha recibido numerosos apoyos en las redes sociales después de escuchar el grito de Flamur Kastrati, delantero del Kristiansund que fue multado por su club tras el incidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento