Hacer deporte en la calle: ¿puede el frío afectarme de manera negativa?

Correr con frío y lluvia puede afectar al rendimiento
Correr con frío y lluvia puede afectar al rendimiento
PXHERE

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta cuando vamos a entrenar es el contexto y entorno, lo que quiere decir que no es lo mismo practicar deporte en una sala de fitness que en el parque. Decidirse por un lugar u otro afectará de manera en mayor o menor medida al rendimiento deportivo. 

La situación actual puede empujarnos a optar más por el deporte al aire libre que en centros deportivos cerrados, así que deberemos tener en cuenta el cambio de clima y la bajada de las temperaturas a la hora de hacer ejercicio en la calle. ¿Puede el frío llegar a influir en el sistema neuro-músculo-esquelético? Eduardo Alastrué, fisioterapeuta (nº 1611) nos responde: "sí y no". 

"Lo que no podemos asegurar (y mucho menos hacer una relación causal) es que por el hecho de que haga más o menos frio, haya más o menos humedad y haga más o menos aire, aumente o disminuya la posibilidad de lesionarnos" puntualiza este fisioterapeuta. De, además, existir esa relación, tendría una incidencia mínima y siempre sería controlable.

Es decir, a la hora de salir a hacer deporte en la calle durante estos meses, se deberán tener en cuenta los diferentes fenómenos climáticos como situaciones a las que habrá que hacer frente siendo variables ajenas a nosotros mismos, pero nunca como límites. Ante situaciones meteorológicas desapacibles habrá que modificar las variables que sí que se puedan controlar para aprovechar cada sesión de entrenamiento. 

A la hora de realizar deportes más aeróbicos (correr, ir en bici…), Eduardo explica que el viento es una variable que, por ejemplo, no se puede controlar pero sí puede afectar a la práctica. "No es lo mismo realizar el ejercicio con una fuerza que nos ayuda o que nos frena, como es el viento a favor o en contra". Quizás, en este caso, sea aconsejable modificar la intensidad, el ritmo, la distancia... todas aquellas variables que sí se pueden controlar y nos ayudarán a sacar más partido a los entrenamientos. 

Ante todo, independientemente de la práctica deportiva que se vaya a realizar y del clima y la temperatura del momento, es indispensable centrarse en realizar un calentamiento específico y en concretar la tarea o el entrenamiento que toca ejecutar ese día, para rendir al máximo y evitar así lesiones. Dicho esto, ¡no vale utilizar el frío o el clima como excusa para no salir a correr o a entrenar!

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma?Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento