Stroll explica su extraño negativo-positivo de coronavirus en el GP de Eifel y añade dudas sobre la burbuja de la F1

Lance Stroll, en el circuito de Nürburgring
Lance Stroll, en el circuito de Nürburgring
Racing Point

Lance Stroll ha querido romper el silencio sobre su ausencia en el GP de Eifel del pasado 11 de octubre y ha querido confirmar lo que todos sospechaban: su positivo en coronavirus. El piloto canadiense presentó síntomas horas antes de la clasificación para la carrera y Racing Point llamó de urgencia a Nico Hulkenberg para que le supliese.

Stroll ha compartido un mensaje en sus redes sociales explicando toda la situación y asegurando que ya se encuentra bien y que es negativo. "Sólo quiero hacer saber a todo el mundo que recientemente di positivo por Covid-19 tras el fin de semana del Gran Premio de Eifel. Me siento al 100% y desde entonces que dado negativo", comenzaba.

"El sábado por la mañana empecé a sentirme mal y me levanté con el estómago revuelto. Seguí el protocolo de la FIA y me aislé en mi motorhome y no volví a entrar al paddock. No era apto para correr, así que volé de vuelta a casa el domingo a primera hora. Como me seguía encontrando mal me hice un test el domingo por la tarde", explica sobre la situación en el paddock.

"Al día siguiente los resultados fueron positivos, así que me aislé en casa durante los siguientes diez días. Con suerte, mis síntomas fueron bastante leves", añadió. Afortunadamente, este lunes volvió a someterse a las pruebas protocolarias y dio negativo, y así podrá participar en el próximo GP de Portugal.

La burbuja, más cuestionada que nunca

El positivo del canadiense ha reabierto la polémica sobre la efectividad de la burbuja de la Fórmula 1 y, sobre todo, de cómo llevan a cabo los protocolos de seguridad desde la FIA. A ambas organizaciones les están comenzando a llover las críticas porque un piloto haya dado positivo, presentando síntomas en un Gran Premio, pero sin que se le llevase a cabo ninguna prueba diagnóstica hasta casi dos días después

En lugar de atacar la situación desde que el sábado empieza a presentar síntomas, la FIA y la F1 se escudan con el negativo del viernes para evitar desvelar un positivo que exponga un fallo en la burbuja, poniendo así en peligro al resto de personal dentro del paddock. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento