Los dos podios seguidos de Álex Márquez sacan los colores a Honda: ¿se han equivocado al sustituirle para 2021?

Álex Márquez, en el podio del Motorland de Aragón
Álex Márquez, en el podio del Motorland de Aragón
EFE

La memorable carrera del GP de Aragón dejó un triplete español que para los tres protagonistas tuvo noticia: Álex Rins, que lograba su primera victoria del año, Álex Márquez, que sumaba su segundo podio consecutivo, y Joan Mir, que se ponía líder de la clasificación general sin haber ganando ninguna carrera.

Para el menor de los Márquez fue una carrera para recordar. Una gran remontada le permitió rozar la victoria, pero sobre todo le hizo recuperar la sonrisa: en Motorland sumó su segunda plata consecutiva, pero esta vez le permitió saber que está en condiciones de que pronto llegue su primera victoria.

Ese primer puesto tiene que llegar este año o, en 2021, lo tendrá francamente difícil. El campeón del mundo de Moto2 de 2019 no conservará su asiento en el Repsol Honda, ya que antes incluso de que arrancara la presente temporada se decidió que iba a ser sustituido por Pol Espargaró. Los problemas de adaptación a la RC213V desde el mismo momento en el que la probó, entre otros motivos, llevaron a los responsables de la marca japonesa a mandarle al equipo cliente, el LCR.

Ahora esa decisión queda en entredicho. Honda no le dejó a Márquez probarse, ni siquiera, antes de decidir que no estaba a la altura de lo requerido para el puesto. La lesión de Marc, su ilustre hermano, ha abierto más que nunca el campeonato, y en buena medida se debe a que ni él ni Stefan Bradl han sabido manejar una moto que, ya desde pretemporada, se mostraba mucho menos competitiva.

La progresión de Álex Márquez ha sido creciente, pero dubitativa. Hasta la carrera de Le Mans, su mejor resultado había sido el 7º logrado dos citas antes, en el GP de Emilia Romagna, y de diez carreras disputadas, sólo en cuatro ha acabado en el 'top 10'. A falta de cuatro Grandes Premios para acabar la convulsa temporada 2020, 'el hermanísimo' se encuentra en un momento dulce y deja un papelón a los responsables de Honda.

Pol Espargaró, preocupado... por KTM

Mientras Márquez volvía a beber champán, Pol Espargaró, su sustituto, se iba al box muy contrariado. Acabó la primera cita de las dos previstas en el Motorland en una discreta 12ª posición a más de 13 segundos del ganador.

El 'run-run' de que en Honda se arrepientan de bajar al de Cervera está en la mente de muchos, pero de momento el menor de los Espargaró no mira hacia el año que viene.

"Lo que me genera ahora malestar es que hemos terminado una carrera a 13 segundos del primero, y más o menos a la misma distancia de Álex, eso es lo único que me importa ahora mismo. Todos los problemas que estén relacionados con el año próximo, vendrán en la pretemporada del año que viene", zanjó el de Granollers en 'Motorsport.com'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento