LeBron James busca un anillo de la NBA que avive el debate sobre quién es el mejor jugador de la historia

  • Arrancan las Finales de la NBA con el duelo entre Los Angeles Lakers y los Miami Heat (jueves, 3.00 horas). 
  • El debate sobre si LeBron James puede convertirse en el mejor de la historia está más caliente que nunca. 
LeBron James y sus compañeros de Los Angeles Lakers, de celebración.
LeBron James y sus compañeros de Los Angeles Lakers, de celebración.
EFE

El debate en los medios estadounidenses ya está abierto. ¿Está ya LeBron James a la altura de Michael Jordan? ¿Es su carrera incluso superior a la del considerado como el mejor jugador de baloncesto de la historia? Son las preguntas que se hacen al otro lado del charco después de que The King haya alcanzado sus décimas Finales de la NBA, las octavas en nueve años.

En la madrugada de este miércoles al jueves (3 horas) se enfrentan Los Angeles Lakers, claros favoritos a llevarse al anillo de campeón, ante los sorprendentes Miami Heat, un equipo con el que nadie contaba pero que se ha colado en la ronda final gracias a su esfuerzo colectivo, solidaridad en la pista... y talento, también mucho talento. Liderados por Jimmy Butler, reivindicado por fin como gran estrella de la liga, junto a él ha emergido la figura de Bam Adebayo, un pívot moderno que distribuye el juego como si de un base se tratara. La irrupción del jovencísimo alero Tyler Herro (primer jugador nacido en los 2000 que va a jugar unas Finales de la NBA) ha asombrado al mundo, mientras que Goran Dragic sigue rindiendo a nivel All-Star en las grandes noches pese a sus 34 años.

El excelso tirador Duncan Robinson, el especialista Jae Crowder (carácter, defensa y triples) y la leyenda André Iguodala (jugará sus sextas Finales consecutivas) son otros secundarios de lujo a los que Erik Spoelstra ha sabido sacar un rendimiento espectacular.

Es precisamente el técnico de los Heat uno de los grandes ganadores de estos playoffs. Tras ganar dos anillos de la NBA (2012-13) y llegar a cuatro Finales (2011-14) dirigiendo a las megaestrellas LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh, ahora ha dejado al equipo de Florida al borde de la gloria con un equipo que en su concepto es radicalmente distinto.

Pese a que los Miami Heat han ido dando una sorpresa detrás de otra eliminando a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo (que tenía el mejor récord de la temporada regular ) y a los Boston Celtics (evitando así el gran Clásico de la NBA en las Finales), no hay duda de que los favoritos son Los Angeles Lakers por dos motivos con nombre propio: LeBron James y Anthony Davis.

Con la llegada de Davis el pasado verano (a cambio de un buen puñado de talentosos jóvenes), los angelinos incorporaron al que probablemente sea el interior más dominante de la competición. Un jugador de un gran impacto cerca del aro y también lejos de él, para el recuerdo queda su triple sobre la bocina ante los Denver Nuggets que dejó la eliminatoria herida de muerte al poner el 2-0.

Pero los focos van a apuntar en Orlando, la burbuja donde se disputan estos playoffs, a un hombre: LeBron James. A sus 35 años camino de los 36, no solo no ha bajado ni un ápice su rendimiento sino que se le ve mejor que nunca, uniendo a su exuberancia física que aún mantiene pese a su edad, una lectura de juego a la altura de los mejores bases de la historia que le han llevado a ser el máximo asistente de la liga por primera vez en su carrera.

Los números (26,7 puntos, 8,9 asistencias y 10,3 rebotes por partido) que promedia en estos playoffs dejan claro que queda LeBron para rato, pero más allá de esas estadísticas está el dominio sobre el juego que ha alcanzado, la sensación de que puede ganar los partidos cuando quiera.

Su objetivo ya no es solo ganar su cuarto anillo (lleva dos con Miami, precisamente, y uno con Cleveland), es agrandar la leyenda. Ya es unánimemente uno de los mejores de la historia, pero aún se consideraba que estaba un peldaño por debajo de Jordan. Si ganan los Lakers, el debate sobre quién es el mejor de siempre estará más abierto que nunca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento