Hamilton se libra de sanción tras su protesta antirracista en el podio de Mugello y avisa que seguirá haciéndolo

Hamilton y Bottas en el podio del GP de la Toscana
Hamilton y Bottas en el podio del GP de la Toscana
EFE

El protocolo del podio de la FIA está claramente definido en el reglamento deportivo de la Fórmula 1. En él, entre otras instrucciones (como quién debe entregar el trofeo, por ejemplo) se establece de manera específica que los pilotos deben subir al podio con el mono y equipación oficial de su equipo. Algo que Lewis Hamilton no cumplió el pasado domingo en el GP de la Toscana.

El hexacampeón celebró su 90ª victoria en Fórmula 1 subiéndose al cajón con una camiseta que rezaba el mensaje "arresten a los policías que asesinaron a Breonna Taylor". Dicha petición, además de incumplir con la norma antes citada, también contradice la normativa general de la FIA que prohíbe todo mensaje reivindicativo de carácter político que no haya sido aprobado previamente.

Por este motivo, según la BBC, un portavoz de la Federación afirmó que esta situación está "bajo activa consideración" ya que puede haber roto los estatutos mismos de la FIA, que es una institución no política.

Sin embargo, la Federación ha considerado mejor guardar esta polémica bajo llave y no elevarán la protesta formal, lo que le ha evitado el castigo.

Hamilton seguirá con sus protestas

La situación es nueva para la Fórmula 1. La competición siempre se ha quedado al margen de polémicas sociales y políticas, aislándose de conflictos como el apartheid en Sudáfrica, donde se celebró durante muchos años un Gran Premio en Kyalami pese a las denuncias de las asociaciones proderechos humanos, o más actualmente en China (no este año por la pandemia), donde la libertad de expresión está más que amenazada.

Varios representantes de los equipos han trasladado la polémica de Hamilton a la FIA; no piden un castigo pero sí una aclaración. Si el organismo federativo hubiera querido, reglamento en mano, podría haber castigado al hexacampeón y máximo referente deportivo de la competición con una sanción (incluso la exclusión de algún Gran Premio), una multa o una simple advertencia, que es lo que ha ocurrido. 

En la próxima carrera, el GP de Rusia, Hamilton probablemente vuelva a hacer algún tipo de protesta. 

Así lo ha dejado caer en un escrito en una story de Instagram, su plataforma predilecta y que usa fundamentalmente para transmitir sus mensajes contra el racismo:

"Buenos días, mundo. Espero que donde estéis, sigáis positivos en mente y cuerpo. Quiero que sepáis que no voy a parar, no me voy a rendir, no voy a dejar de usar esta plataforma para dar luz a lo que yo creo que es correcto. Quiero agradecer a todos los que siguen apoyándome y mostrando su amor, estoy muy agradecido. Pero este es un viaje para todos nosotros y debemos seguir juntos y retar al mundo en cada nivel de injusticia, no sólo racial. Podemos ayudar a hacer un lugar mejor para nuestros hijos y las futuras generaciones", ha escrito.

Story de Lewis Hamilton en Instagram
Story de Lewis Hamilton en Instagram
IG @LewisHamilton
Mostrar comentarios

Códigos Descuento