Neymar se sincera tras su bronca con Álvaro González: "El chico fue un imbécil y yo también"

Neymar se enfrenta a Álvaro González
Neymar se enfrenta a Álvaro González
EFE

Neymar Junior continúa dándole vueltas a los incidentes del partido entre su Paris Saint-Germain y el Olympique de Marsella que terminó con derrota del equipo parisino y un enfrentamiento entre el atacante brasileño y el defensa español Álvaro González, además de varios jugadores expulsados. entre ellos el propio Neymar.

El delantero del PSG utilizó sus redes sociales para volver a expresarse sobre el incidente, en el que acusó al zaguero español de dedicarle insultos racistas antes de darle una colleja en el cuello.

Neymar publicó una extensa carta para condenar el racismo y recordar que "el racismo y la intolerancia son inaceptables" en el mundo del fútbol. Además, explicó que se siente "orgulloso" de ser negro y pide el fin de los enfrentamientos que son "desastroso para ambos lados". 

El sudamericano reconoció que aceptará su castigo, pero confía en que "el ofensor también sea castigado".

La carta de Neymar

Ayer me rebelé. Fui castigado con una roja porque quise pegar a alguien que me ofendió. Pensé que no podía irme sin hacer nada porque me di cuenta de que los encargados no iban a hacer nada, no se dieron cuenta o lo ignoraron. Durante el partido quise responder como siempre, jugando al fútbol. Los hechos muestran que no lo logré. Me rebelé…

Maldecir, las agresiones, los insultos son parte de nuestro deporte. En la disputa, no puedes ser cariñoso. Entiendo en parte a este chico. Todo es parte del juego. Pero el racismo y la intolerancia son inaceptables.

Soy negro, hijo de negro, nieto y bisnieto de negro también. Estoy orgulloso y no me veo diferente a nadie. Ayer quise que los encargados del partido (los árbitros) se posicionaran imparcialmente y entendieran que no hay lugar para esa actitud prejuiciosa.

Reflexionando y viendo todo lo que sucedió, me entristece el sentimiento de odio que podemos provocar cuando en la tensión del momento nos rompemos.

¿Debería haberlo ignorado? Aún no lo sé. Hoy, con la mente fría, digo que sí. Pero en el momento adecuado, mis compañeros y yo pedimos ayuda, y fuimos ignorados. ¡Ese es el caso!

Los que estamos involucrados en el entretenimiento necesitamos reflexionar. Una acción conlleva una reacción y llegó donde llegó. Acepto mi castigo porque debería haber seguido el camino del juego limpio. Por otro lado, espero que el ofensor también sea castigado.

El racismo existe, pero debemos pararlo. ¡No más, suficiente!

El chico fue un imbécil. Yo también actué como un imbécil por verme envuelto en ello… Aún tengo el privilegio de mantener hoy la cabeza alta, pero todos necesitamos reflexionar sobre que no toda la gente negra y blanca están en la misma condición. El daño del enfrentamiento puede ser desastroso para ambos lados, seas negro o blanco. No quiero y no deberíamos mezclar sujetos. El color de la piel no lo elegimos. Ante Dios somos todos iguales.

Ahora… Ayer perdía en el partido y me faltó sabiduría. Estar en el centro de la situación o ignorar los hechos racistas no van a ayudar. Lo sé. Pero pacificar estos movimientos ‘antirracistas’ es nuestra obligación para que los menos privilegiados puedan recibir su defensa. Nos volveremos a ver y será a mi manera, jugando al fútbol.

¡Sed pacíficos! ¡Sed pacíficos! Sabes lo que dijiste… Yo sé lo que hice. Más amor para el mundo…

Mostrar comentarios

Códigos Descuento