Tom Stallard, el medallista olímpico que es la voz en el muro de Carlos Sainz

  • El ingeniero de pista del español es un exremero de Cambridge que ganó la plata olímpica en Pekín 2008.
  • ​Sainz y él tienen una gran relación, lo que se traslada a la pista.
Tom Stallard and Carlos Sainz, en la parrilla de un Gran Premio
Tom Stallard and Carlos Sainz, en la parrilla de un Gran Premio
Charles Coates / McLaren F1

Cuando Carlos Sainz se quedó a menos de una vuelta de conseguir su primera victoria en Fórmula 1, en el GP de Italia, una voz por radio le advertía que el objetivo era llevar el coche a la meta, que un segundo puesto ya era un gran logro. La respuesta del español fue elocuente: "Quiero esta victoria, Tom".

Ese Tom es Tom Stallard, o 'Tomasso' como le ha bautizado Sainz. Es su ingeniero de pista, lo que a efectos prácticos supone la conexión entre los boxes y el coche. La relación de un ingeniero de pista con su piloto debe ser no sólo fluida sino mucho más: es imprescindible tener casi una amistad, dado que a veces el corredor tendrá que cumplir órdenes con las que no siempre esté de acuerdo.

En el caso de Sainz y Stallard está más que claro. El ejemplo de Monza es el último, si bien raro es el Gran Premio en el que no dejan una conversación similar por la radio. "La maldición del ingeniero. Tienes que ser el sensato. Por dentro estaba gritando", confesó tras esa charla en Italia con su piloto.

Tener una mente fría en situaciones tensas es algo clave, y a Stallard le viene de atrás. Antes de ejercer de ingeniero de pista en McLaren, con experiencia con Jenson Button y Stoffel Vandoorne antes que con Sainz, este gigantón de Westminster fue un deportista de élite. Concretamente, en remo.

Su pasión por el deporte le empezó muy joven, y cuando llegó a la universidad entró en el equipo de Cambridge, ni más ni menos. Con la prestigioso centro educativo fue uno de los componentes del equipo de regatas contra Oxford, todo un clásico del deporte británico, entre 1999 y 2002, llegando a ser el presidente del Club de Remo en este último año y ganando las ediciones del 99 y de 2001.

Su buen hacer le hizo ser incluido en la selección británica de remo para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde logró colgarse la medalla de plata con el equipo nacional en la categoría de 8 con timonel. De hecho, fue justo en la preparación para la cita olímpica cuando recibió la llamada de Woking. 

"En la Universidad ya había hecho un curso centrado en los deportes de motor, e hice una entrevista con McLaren poco antes de los JJ.OO. Estaba precisamente en la concentración de altura preparándome con el equipo cuando me llamaron por si podía empezar ya. Lo hice después justo al finalizar los Juegos", explicó hace un tiempo.

Retirado del deporte profesional, se centró en su labor como ingeniero hasta ser fichado por McLaren e ir progresando poco a poco dentro del equipo, primero como parte del grupo en la sede de Woking y después como encargado de analizar los datos de rendimiento en las carreras. Enseguida se dieron cuenta de que su carisma y capacidad para leer las carreras era un activo clave que podían usar en la labor de conexión con los pilotos. 

Tras ayudar a Button y Vandoorne, con la llegada de Sainz le pidieron que se pusiera a cargo de ese lado del muro, especialmente para ayudar al madrileño a ser el líder del equipo. La decisión, vistos los resultados, fue la acertada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento