Histórico 2º puesto de Carlos Sainz en un caótico GP de Italia que ganó el inesperado Pierre Gasly

Pierre Gasly y Carlos Sainz, en el podio del GP de Italia
Pierre Gasly y Carlos Sainz, en el podio del GP de Italia
EFE

Carlos Sainz rozó la victoria en el GP de Italia, que se llevó el francés Pierre Gasly. El madrileño logró su segundo podio en la Fórmula 1, en una carrera caótica en la que Lewis Hamilton acabó 7º tras ser sancionado, que tuvo dos salidas y que dejó imágenes memorables.

Segundo en la salida

La mala suerte que le acompañó en carreras anteriores le acompañó en las primeras vueltas del GP de Italia. Sainz se puso 2º, tras ganarle la posición a un Bottas que empezó con problemas, que perdió varias posiciones hasta caer al 6º puesto.

La buena arrancada de McLaren se puso de manera casi inmejorable: Lando Norris subió también tres posiciones y se puso 3º. La mejor noticia para Sainz fue que cuando se activó el DRS, a las tres vueltas, Norris estaba a más de un segundo y con peor ritmo, lo que permitió mantener la segunda posición sin peligro de que le pudieran cazar.

Por detrás, serios problemas para Ferrari, especialmente para un Sebastian Vettel cuyos frenos salieron ardiendo y acabó abandonando en la sexta vuelta. Triste despedida de Italia del tetracampeón.

Lío con el 'coche de seguridad'

Con Hamilton escapándose al frente, Sainz empezó a gestionar su ventaja sobre Norris, cuando Kevin Magnussen rompió su Haas. La avería le pilló justo en la entrada del 'pitlane', lo que hizo que saliera el coche de seguridad... y se cerrase.

Aquí es donde surgió la polémica. Hamilton, que iba líder, entró a boxes para hacer su parada y cambiar neumáticos, como Giovinazzi. El resto, incluido Sainz, no lo hizo, lo que parecía un error claro de McLaren.

Sin embargo, al tener el 'pitlane' cerrado, los comisarios ordenaron investigación sobre esa parada de Hamilton y de Giovinazzi. La posible ilegalidad estaba en el aire y, de hecho, castigaron al italiano con diez segundos de 'stop&go', como después fue también para el hexacampeón.

Accidente de Leclerc y bandera roja

Mientras Hamilton estaba pendiente de la posible sanción, Charles Leclerc sufrió un fuerte accidente. Fue en la curva 11, la Parabólica, cuando perdió el control de su coche y acabó estrellado.

El golpe fue tan fuerte que se quedó incrustrado en las protecciones y obligó a sacar una grúa para retirarlo. Al ser una curva peligrosa, no sólo sacaron el coche de seguridad sino que, además, impusieron bandera roja. La carrera se paró y cuando estaban ya todos en el pitlane, anunciaron la sanción a Hamilton.

Hamilton se tomó muy mal la sanción, hasta el punto de que aprovechó el parón para ir a dirección de carrera a pedir explicaciones a Michael Masi, el responsable último de tomar la decisión de ser sancionado.

También fue este el que tomó la decisión de reiniciar la carrera con una salida desde la parrilla.

Segunda salida de la carrera: Sainz, a por la victoria

En la segunda salida, todas las miradas se fueron a la lucha entre Carlos Sainz y Lance Stroll, gran beneficiado del incidente previo ya que fue el único que no había hecho su parada antes de la bandera roja y cambió las ruedas durante el parón.

La arrancada fue muy buena por parte del español, que no tanto para el canadiense, que se pasó de frenada en la primera vuelta después de la reanudación. Aunque salió por delante de Sainz, el madrileño le acabó ganando la posición. Próximo reto, el mismísimo Kimi Räikkönen, a quien se quitó de encima con un gran adelantamiento en la primera variante.

Comenzó entonces una persecución incesante hacia Pierre Gasly. El de AlphaTauri, despreciado por Red Bull en 2019, se encontró luchando por la victoria con un Sainz con quien compartió pasado como canteranos de la escuadra de las bebidas energéticas.

Se fueron consumiendo las vueltas, y Sainz se secó en su caza a por Gasly. A falta de sólo dos vueltas se puso en zona de DRS, y se la jugaron en un último giro de infarto. Sainz avisó por radio a su ingeniero: "Quiero esta, Tom". Y fue a por ella. 

Luchó hasta los instantes finales, y de hecho llegó a la última vuelta en zona de DRS, recortando de más de 2 segundos a menos de medio. Sólo cuatro décimas le impidieron atrapar a su amigo Gasly. "Sólo una vuelta...", se lamentaba el madrileño al entrar por meta, pero al final se tuvo que conformar con un segundo puesto que sabe a mucho más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento