Barack Obama y Michael Jordan fueron claves para evitar la suspensión de la NBA

El presidente de los Estados Unidos Barack Obama (d) condecora al exbaloncestista estadounidense Michael Jordan (i) durante la ceremonia de entrega de los premios de la Presidencia Medalla de la Libertad.
Barack Obama condecora a Michael Jordan con la Medalla de la Libertad.
EFE

La NBA volverá a la acción en la madrugada del domingo después de tres días de parón por las protestas de un gran número de jugadores contra el racismo. Tras el reciente tiroteo que sufrió un hombre negro, Jacob Blake, a manos de un policía, los equipos se replantearon si era lo correcto seguir con la temporada, en forma de reivindicación.

Sin embargo, hubo dos personajes que jugaron un papel extremadamente trascendental a la hora de evitar que se suspendiesen los playoffs, probablemente de manera definitiva. Y quizás son dos de las personas más influyentes en el país. Hablamos del expresidente Barack Obama y de la leyenda de la NBA, Michael Jordan.

La labor del mítico '23' quizás es más lógica: el jugador más icónico de la historia del baloncesto y actual dueño de los Charlotte Hornets es todo un símbolo en el baloncesto y uno de los grandes referentes mundiales del deporte. En este caso, Jordan se erigió como un líder en los despachos y fue el puente necesario entre los jugadores y los directivos de la liga para alcanzar el acuerdo para seguir adelante con los playoffs.

Así, tuvo conversaciones con los principales líderes del sindicato de jugadores como Russell Westbrook o Chris Paul para conocer su postura y negociar con sus colegas propietarios. "Creo que en este momento es mejor escuchar que hablar", fue lo que le sugirió 'Air' al resto de dueños, reforzando así el apoyo de estos a los jugadores. 

Obama, gran apoyo para los jugadores

Igual de convincente fue Barack Obama, quien también guarda una estrecha relación con varias estrellas de la NBA, como el propio Paul o LeBron James. En este caso, su labor fue más próxima a los jugadores que a los dirigentes, asesorándoles para encontrar nuevas plataformas reivindicativas que, además, involucren a los propietarios y a las franquicias

"Como un ávido fanático del baloncesto, el presidente Obama habla regularmente con jugadores y funcionarios de la liga. Cuando se le preguntó, estuvo encantado de brindar consejos a un pequeño grupo de jugadores de la NBA que buscan aprovechar sus inmensas plataformas", explicaban en un comunicado de prensa del entorno de Obama.

De esta manera, sindicato y liga acordaron una serie de medidas para promover un cambio activo como por ejemplo, según recogen medios estadounidenses, la conversión de los pabellones en centros de votación durante las elecciones o la emisión de más anuncios durante los playoffs que promuevan la participación electoral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento