Una constelación de estrellas en una Lisboa sin pasión y desierta por el COVID

Messi pelea una pelota con Koke y Rodri.
Messi pelea una pelota con Koke y Rodri.
EFE

El telón de la Champions League vuelve a levantarse este miércoles en Lisboa, donde se celebrarán las eliminatorias de formato reducido y a partido único por la pandemia del coronavirus, hasta que el 23 de agosto se dispute la final y se decida al campeón de la convulsa temporada 2019/20.

Eso sí, el ambiente que se respira en la capital portuguesa dista mucho de ser el habitual cuando hay fútbol en la ciudad, ya no digamos cuando hay partidos del nivel de los que se jugarán en la 'final a 8' que cerrará el curso.

En Lisboa, la ciudad escogida para acoger todos los encuentros, ya están los ocho afortunados que lucharán por el título más prestigioso a nivel de clubes, cada uno de ellos con su jugador estrella. Desde Leo Messi a Neymar o Lewandowski, nadie quiere perderse el desenlace de esta Champions, aunque quienes se lo perderán serán los aficionados, o al menos aquellos incondicionales que se desplazan para apoyar a sus jugadores en citas de este nivel.

La competición no solo dejará para el recuerdo las imágenes de las gradas vacías, ya que las propias calles de Lisboa parecen ajenas a la pasión que provocan habitualmente partidos de la talla de los que se van jugar.

Por si fuera poco, el ambiente ha quedado aún más enrarecido después de que el coronavirus llegara a la Champions, tras los positivos anunciados por el Atlético de Madrid que han obligado al Cholo Simeone a dejar en casa a Correa a Vrsaljko

La UEFA no dejó al azar el regreso de la competición, y por si acaso preparó un protocolo de actuación en caso de positivo en alguno de los equipos participantes en la 'final a 8' que se se disputará en Lisboa, donde las estrellas de la Champions y el fútbol mundial se juegan la temporada sin el calor de los aficionados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento