Carlos Sainz gana una posición en el GP de Hungría por una surrealista sanción a Kevin Magnussen

Carlos Sainz, durante el GP de Hungría
Carlos Sainz, durante el GP de Hungría
EFE

Carlos Sainz entró en meta en 10ª posición en el GP de Hungría, pero su resultado final fue un 9º gracias a una sanción un tanto inusual a uno de los pilotos que acabó por delante de él.

Varias horas después de que acabara la carrera, la FIA anunció dos sanciones de diez segundos a los pilotos del equipo Haas. Romain Grosjean, que finalizó 15º, y Kevin Magnussen, que fue 9º, recibieron ayudas ilegales cuando en la vuelta de calentamiento les ordenaron entrar a boxes para montar neumáticos de seco.

Este tipo de orden se considera una ayuda, algo que desde hace dos años está prohibido en la F1. Según el artículo 27.1 del reglamento deportivo, los pilotos deben efectuar todos los procedimientos de la salida sin ningún tipo de ayuda, instrucción por radio o similar.

Al avisarles de que la pista se estaba secando y que era más conveniente salir con neumáticos de seco, los comisarios interpretaron que esta era una ayuda y, por tanto, les castigaron.

Esto implica que Sainz, que fue 10º, acabe en 9ª posición, ya que inicialmente Magnussen había acabado justo delante del español. El danés ha logrado, no obstante, un punto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento