El GP de España de Fórmula 1, en alerta ante los rebrotes de coronavirus en Cataluña

Carlos Sainz, en los test de Montmeló.
Carlos Sainz, en la pretemporada en Montmeló.
EFE

A casi un mes exacto de la celebración del GP de España de Fórmula 1, previsto en el Circuit de Barcelona-Catalunya en Montmeló, la situación sanitaria en la comunidad ha dado varios pasos atrás.

Los sucesivos rebrotes que se han producido primero en el entorno de Lleida y después en la zona metropolitana de Barcelona, donde pertenece el pequeño pueblo donde está el circuito, ha hecho que salten las alarmas en el seno de la F1, dado que temen una eventual cancelación de la prueba.

Fuentes del circuito aseguran a este periódico que, de momento, lo único que pueden hacer es esperar a la evolución, si bien confían en que la 'burbuja' de la Fórmula 1 funcione.

Desde que se dio comienzo a la temporada 2020, la organización del campeonato se ha tomado muy en serio las medidas para evitar todo contacto exterior con sus parcipantes. 

Periodistas, ingenieros, mecánicos y, por supuesto, los propios pilotos deben someterse a test de control cada cinco días y sobre todo no tener contacto con nadie de fuera del paddock. Esto último se lo saltaron Valtteri Bottas y Charles Leclerc entre las dos citas disputadas en Austria y les costó un aviso de la FIA, previo a una posible multa.

En las horas inmediatamente posteriores a los primeros libres del GP de Hungría se confirmaron dos casos positivos detectados entre los casi 5.000 test que se realizaron entre los días 10 y 16 de julio, antes de la llegada al Hungaroring.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento