Vinícius se consagra como el ídolo de la 'generación Z' del Real Madrid con su primera Liga

Vinícius celebra el 1-0 del Real Madrid - FC Barcelona.
Vinícius celebra el 1-0 del Real Madrid - FC Barcelona.
EFE

Vinícius José Paixão de Oliveira Júnior ya es una realidad. A sus 20 años, está llamado a ser el ídolo del madridismo de la 'generación Z', que ven en su desparpajo, tanto fuera como dentro del campo, todas las virtudes del clásico fútbol brasileño.

'TikToker', 'gamer', 'youtuber'... Vinícius representa como pocos a esa nueva juventud que ya no está tan enganchada a salir de fiesta por la noche y sí a relacionarse a través de las redes sociales. Pocos escándalos se escucharán o se leerán de él, aunque no sin mucho control de su entorno ya que, en el fondo, no es más que un joven veinteañero.

Nacido sólo cuatro días antes de la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid, a Vinícius le ha costado asentarse en el primer equipo. Tras una transición entre el Castilla y los hoy ganadores de su 34ª Liga, Zidane ha ido apostando por sus cualidades en partidos de no poca presión.

Su gol ante el Barcelona, en el Clásico 'preconfinamiento', le acabó de doctorar ante el Bernabéu. Conexión con Kroos, desmarque y disparo con más confianza que puntería que dieron paso a una celebración dándose golpes en el escudo e imitando el gesto que hacía Cristiano Ronaldo de 'yo, aquí'. No fue casual: el objetivo del brasileño es llegar a ser algún día lo que el portugués fue para la afición blanca.

Los minutos que Zidane, su gran valedor, le ha dado a Vinícius este año han sido prácticamente los mismos que tuvo en la campaña anterior (1.742, sin contar los del Castilla, en la 2018/19 frente a los más de 1.700 en lo que va de 2019/20, a falta aún de varios partidos), pero de mucha más calidad. De ser miembro de las rotaciones, especialmente desde que comenzó 2020 y en concreto tras el confinamiento, el brasileño ha pasado a ser si no un fijo en el once, un suplente de lujo por delante, por ejemplo, de Gareth Bale.

No todo han sido buenos tiempos para él. Su sobreexcitación en los partidos, que poco a poco se le ha ido calmando, hace que el porcentaje de tiros/aciertos sea bastante bajo. Le falta esa paciencia y confianza en sí mismo que ganará con los años, y se espera que en cuanto aplaque esa ansiedad, confirme en quien ve en él un potencial Balón de Oro.

Este jueves celebra su primera Liga con el Real Madrid, que ya es su tercer título tras la Supercopa de España y el Mundial de Clubes. Es el primer trofeo 'grande' de un Vinícius cuya juventud ya le ha metido en una lista honorable. Sólo dos jugadores habían disputado más partidos que él a los 20 años en el primer equipo del Real Madrid: Iker Casillas y Raúl González. Ni más ni menos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento