Una Cibeles vacía y fiesta en los balcones: así se vivirá la celebración del título de Liga del Real Madrid

El autobús descubierto con los jugadores del Real Madrid, a su llegada a la madrileña plaza de Cibeles para celebrar con los aficionados madridistas el título de Champions.
La última visita del Real Madrid a Cibeles, con la Decimotercera Copa de Europa.
EFE
La última visita del Real Madrid a Cibeles, con la Decimotercera Copa de Europa.
EFE

El regreso de LaLiga sin público se realizó con un pensamiento claro: evitar aglomeraciones de público. A sabiendas de que iba a ser difícil contener las celebraciones, desde un primer momento todos los organismos deportivos instaron a sus aficionados a no agolparse en plazas, aledaños de estadios, etc. Pero, a la vista está, no se ha cumplido.

Imágenes como las de Cádiz convertida en una fiesta han hecho saltar las alarmas. El miedo a que los festejos se conviertan en epicentros de rebrotes de coronavirus, en plena escalada por toda España, incluida la capital, ha hecho que la capital se ponga en alerta ante la eventual celebración del título de Liga del Real Madrid.

Tanto la Policía Nacional como la Municipal han preparado un dispositivo para evitar que se repitan imágenes que los blancos han protagonizado tantas veces. El objetivo es que, por primera vez en la historia, la plaza de Cibeles y la fuente que le da nombre no sea un mar de gente. Todo lo contrario: la intención es que esté totalmente vacía. Para ello, unos 300 agentes de los dos cuerpos de seguridad formarán parte del dispositivo policial con controles tanto en los accesos a la plaza como a las calles aledañas.

José Manuel Franco, delegado del Gobierno de Madrid, pidió a los vecinos de la Villa que "sean responsables y este año no salgan a la calle a celebrar este éxito futbolístico y lo hagan desde sus casas, desde sus balcones y ventanas, y que no acudan masivamente a ninguna celebración porque ahora no nos podemos permitir ni bajar la guardia ni un rebrote de casos en Madrid".

En caso de que se produzcan celebraciones en grupo, la Policía está preparada para disolver cualquier concentración masiva y para ello se reforzará el turno de noche, ante la previsión de que algunos aficionados no acaten las instrucciones.

Pese a estas prohibiciones, las autoridades son conscientes de que habrá grupos de fans madridistas, especialmente jóvenes, que querrán ir a festejar. Lo que tienen claro es que no será con su connivencia y que, en caso de ser necesario, emplearán medidas coercitivas para disolver cualquier intento de fiesta.

Desde el Real Madrid, como institución, y desde las peñas de aficionados han pedido tanto en público como de manera interna contención en las celebraciones. El club blanco es consciente de que su comportamiento debe ser ejemplar, no sólo en las intenciones oficiales, sino también como masa social y por eso se adelantaron a las decisiones de las autoridades. 

En este sentido, tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, aplaudieron el comunicado del club en el que pedían civismo a sus aficionados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento