Cádiz se convierte en una fiesta por el ascenso pero se olvida de las medidas sanitarias

Hinchas del Cádiz celebran el regreso de su equipo a Primera.
Hinchas del Cádiz celebran el regreso de su equipo a Primera.
EFE
Hinchas del Cádiz celebran el regreso de su equipo a Primera. EFE

Cádiz se convirtió en una fiesta tras el ascenso del equipo local a la máxima división de LaLiga. El conjunto entrenador por Álvaro Cervera se aprovechó del tropezón del Real Zaragoza ante el Oviedo para certificar el regreso a Primera 14 años después, un hito que los hinchas salieron a celebrar en masa.

Pese a los llamamientos a la prudencia y la responsabilidad por la pandemia del coronavirus y los rebrotes que se están sucediendo en diferentes puntos de España, cientos de aficionados quisieron celebrar el ascenso de su equipo en la fuente de las Puertas de Tierrra, centro neurálgico de las alegrías del Cádiz.

En un principio solo había un puñado de personas en la Plaza de la Constitución, pero poco a poco los hinchas fueron agolpándose haciendo crecer la marea amarilla que se veía por las calles. 

La fuente estaba vallada y contaba con vigilancia policial, por lo que se respetó el perímetro y ningún aficionado accedió a la misma.

Las imágenes de la celebración hablan por sí mismas, ya que muestran a numerosos aficionados que, pese a llevar mascarillas, no guardaron la distancia de seguridad y se agolpaban mientras entonaban cánticos de apoyo al Cádiz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento