Thierry Henry dirige a su equipo arrodillado en honor a George Floyd y al 'Black Lives Matter'

Henry, arrodillado
Henry, arrodillado
TW: @MLS

Volvió la MLS en la madrugada de este viernes y volvió a la acción el Montreal Impact del ex azulgrana Thierry Henry. El entrenador francés fue uno de los protagonistas de la jornada por su apoyo al movimiento Black Lives Matter, que lucha contra la discriminación racial. 

Como gesto de solidarización, Henry posó con los dos gestos que se han utilizado para apoyar la causa negra. En primer lugar, el histórico puño en alto que 'viralizaron' Tommie Smith y John Carlos, tras quedar primero y tercero, respectivamente, en los 200 metros lisos de los Juegos Olímpicos de México en 1968. 

Una pose que ha quedado para la historia y que ahora ha vuelto a tomar fuerza. La otra, su versión moderna, hecha famosa por el exjugador de fútbol americano, Colin Kaepernick, ya considerado el Muhammad Ali del siglo XXI: arrodillarse sobre una pierna.

La MLS, al igual que muchas otras competiciones, concedió un momento antes de los partidos en el que jugadores, técnicos, árbitros y demás, guardan un minuto de silencio arrodillados con la pose de Kaepernick. Sin embargo, a Henry no le bastó con ello y quiso ir más allá.

El francés dirigió los primeros 8 minutos y 46 segundos con su rodilla en el suelo, en apoyo a la causa, los mismos que George Floyd estuvo en el suelo inmovilizado antes de su fatídica muerte, según la Fiscalía. “No sé qué se nos permitirá o no hacer para apoyar la causa (Black Lives Matter). Hay algo que me gustaría hacer, pero me lo guardo para mí”, comentaba hace algunos días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento