Las polémicas arbitrales enturbian las opciones de ascenso del Zaragoza

Entrenamiento del Zaragoza
Entrenamiento del Zaragoza
TW: @RealZaragoza

El Real Zaragoza volvía a la competición tras el parón por el coronavirus con un objetivo claro en mente: conseguir el ascenso directo a la Primera División. Antes de que se detuviese el torneo, el equipo maño estaba era segundo en la clasificación pugnando por la primera plaza con el Cádiz, del que solo le separaba un punto.

Sin embargo, las cosas han cambiado mucho tras la vuelta. Los de Víctor Fernández han perdido cinco de los siete partidos que han disputado y sólo han conseguido los puntos contra el Alcorcón y el Lugo, ambos fuera de casa, y tres derrotas en los últimos tres encuentros.

Esta crisis de resultados ha comprimido enormemente la pelea por la segunda plaza que ellos mismos ocupaban, con tres equipos (Huesca, Almería y Zaragoza) en tan solo un punto. Los maños son terceros y de acabar aquí la temporada, tendrían que luchar en el play off por subir a LaLiga.

No obstante, los últimos tropiezos del equipo, han venido acompañados de varias actuaciones arbitrales cuestionables que han traído polémica y preocupación tanto en la afición como en el propio club.

Todo comenzó con el derbi aragonés contra el Huesca en el que los azulgranas se llevaron el encuentro por un ajustado 0-1 en La Romareda. El tanto de los oscenses derivó en un comunicado oficial del club en el que mostraban su "desconcierto y disconformidad" con la aplicación del VAR

Y es que, antes de que Galán inaugurase el marcador con su fatídico gol en el minuto 95, los locales reclamaron una falta sobre Puado al inicio de la acción pero ni el colegiado ni el VAR compartieron su opinión. De hecho, esa misma falta, hubiera supuesto la segunda tarjeta para el defensa del Huesca, Pulido.

Dos jornadas después ha vuelto la polémica a la capital aragonesa tras el partido contra el Rayo Vallecano en el que, una vez más, perdieron en casa por 2-4. En el encuentro volvió a haber una decisión que pudo haber cambiado el devenir del partido y fue la segunda amarilla que le perdonaron a Mario Suárez.

Corría el minuto 40 de encuentro y el Zaragoza ganaba por 1-0 cuando Burgui se zafaba de varios defensas para meterse en el área. Suárez fue el único que consiguió frenarlo con una entrada por detrás sobre la frontal. El centrocampista ya tenía una amarilla, pero el árbitro optó por perdonarle la segunda, ante la incredulidad de los visitantes. 

La posible segunda amarilla a Mario Suárez en el Zaragoza vs. Rayo Vallecano

El partido continuó con once contra once y a los de Víctor se les complicaron las cosas. Además, hubo otras jugadas con criterios del colegiado discutibles, como el tiempo de descuento, de cinco minutos, cuando Álvaro estuvo tendido en el suelo durante tres minutos y hubo pausa de hidratación.

Pese a las polémicas que puedan acarrear las decisiones arbitrales, el Zaragoza tiene aún por delante la oportunidad de enderezar el ritmo y recuperar la segunda plaza para conseguir el ascenso directo. Por suerte para ellos, sus cuatro rivales restantes deberían ser asequibles, por lo menos, de acuerdo con la clasificación

Mostrar comentarios

Códigos Descuento