Las duras confesiones de Iñaki Williams: "Una de las cosas que más me marcó fue cuando fui a calentarme la comida y nos habían cortado la luz"

  • El delantero del Athletic Club tuvo una infancia difícil que consiguió transformar en motivación para el éxito.
  • "Poder darle a mi familia esa vida que nos merecemos me daba mucha motivación".
Iñaki Williams, en El Hormiguero.
Iñaki Williams, en El Hormiguero.
Atresmedia

El delantero del Athletic Club, Iñaki Williams, atendió en una entrevista a Marca, donde habló sobre su infancia y las dificultades que tuvo que superar para poder ser el futbolista que es hoy. La 'Pantera' nació en Bilbao, hijo de inmigrantes ghaneses que no lo tuvieron nada fácil hasta que Iñaki alcanzó la fama.

Williams, siempre ha hablado de su familia como una parte esencial de su éxito en el deporte. "Somos una familia muy humilde donde mis padres han tenido que trabajar mucho para que los hermanos tengamos este futuro que tenemos ahora. El poder conseguir ese contrato con el que ayudar a mi familia fue uno de los momentos clave", explica.

"Poder darle a mi familia esa vida que nos merecemos me daba mucha motivación"

Sin embargo, para ello tuvo que luchar mucho y superar numerosas adversidades, más allá de lo puramente deportivo. El delantero vasco cuenta cuál fue uno de los momentos en los que la situación precaria por la que pasaba su familia le marcó

"Mi madre tenía que trabajar y nos dejaba la comida a medio hacer. Fui a calentar la comida que nos había dejado mi madre y nos habían cortado la luz. No funcionaba. Eso me marcó", confiesa.

Para muchos, esa necesidad pudo haberse transformado en una presión que termina bloqueando lo mejor de uno mismo. Nada más lejos de la realidad, ya que para Williams fue un gran estímulo a la hora de alcanzar la gloria. 

"Más que como presión lo usaba como motivación. Poder darle a mi familia esa vida que nos merecemos me daba mucha motivación. Quería que mis padres no trabajasen. Por eso he tenido tanta hambre por mejorar y soy el jugador que soy". 

Por suerte para él, ha conseguido ese objetivo familiar que tanto se repite: hacer que sus padres no trabajen. "Después de tantos años trabajando les dije que no quería que siguieran trabajando. Mi madre siguió pero ahora se está haciendo mayor, tiene problemas de espalda y lo ha dejado. Mi padre sí está ayudando a montar un colegio a los chavales de mi pueblo", explicó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento