El protocolo sanitario de MotoGP contempla "las penalizaciones más altas" si se incumplen las medidas de seguridad

Márquez y Quartararo en el Gran Premio de Valencia.
Márquez y Quartararo, durante una carrera de 2019
EFE

El circuito Ángel Nieto de Jerez servirá no sólo para reanudar el campeonato del mundo de MotoGP sino, en palabras del jefe de los servicios médicos de la competición, de "gran test" para el protocolo sanitario que han implementado.

"Vamos a ser muy estrictos desde la primera carrera", advierte el doctor Ángel Charte, doctor de medicina interna del hospital universitario Dexeus-QuirónSalud y máximo responsable médico de MotoGP.  "Aunque en España la mayoría de zonas ya estan en la fase 3 y cuando lleguemos ya estarán en la nueva normalidad, en Jerez vamos a ser rígidos. Lo digo sin dramatismos, pero el Mundial está por encima de todo. La apuesta que han hecho Dorna, FIM e IRTA es fuerte", señala.

El protocolo se basa en cinco pasos: pruebas serológicas, PCR genómica del Covid-19 y, en caso de positivo, encriptación, sectorización y confinamiento. "Somos conscientes de que vienen de un confinamiento personal, familiar y estatal, pero esto no va a ser un desconfinamiento", señala Charte, y advierte que no van a perdonar a nadie si incumple las normas. "Quien quiera saltarse las normas se va a equivocar. Usaremos unas penalizaciones de las más altas. No cederemos ante presiones de nadie", señala, por lo que no se descarta la exclusión del campeonato a quien se salte el protocolo 

"Quien quiera saltarse las normas se va a equivocar. Usaremos unas penalizaciones de las más altas. No cederemos ante presiones de nadie"

En cada carrera se usará una estricta agenda y control sobre los contactos de todos los miembros del paddock. "Cada mañana sabremos cómo están las 1.200 personas que participan ese fin de semana en la carrera que toque. Eso nos dará la información en caso de un posible positivo. Habrá una zona de triaje en la zona médica", informa el doctor.

La dificultad de un campeonato como el de MotoGP hace que, a diferencia de otros como el fútbol, ellos tengan que adecuarse a las necesidades, aunque admite que tienen una pequeña ventaja. "Hemos intentado adecuar a lo nuestro. Es un protocolo complicado, no como en el fútbol que son 22 jugadores, que las zonas donde están abigarrados son muy concretas... Hemos adecuado nuestro protocolo a nuestra situación, pero también hay partes como en carrera en el que las distancias se mantienen. Los paddocks estarán bastante vacíos y las parrillas también", señala.

La vigilancia será máxima, insiste el doctor. "El trabajo ha sido duro y no podemos cometer errores. Podemos tener un caso, dos... ya veremos. Tampoco vamos a parar el Mundial. Jerez estará en la nueva normalidad, pero vamos a mantener la rigidez. Somos optimistas de cara a las siguientes carreras, pero iremos viendo. Escalar cuesta; desescalar es más fácil, porque seremos más laxos y flexibles, pero en la primera carrera no podemos cometer errores", reitera.

Los pasos a seguir en el circuito se tomarán en cuanto haya sospecha, y eso lo determinarán los síntomas. "Si hay positivo, derivaremos al hospital de referencia pero allí mismo se hará un circuito de drenaje para hacerle las pruebas pertinentes. Haremos la prueba más típica del Covid, que es la lesión pulmonar con afectación en ambos pulmones. Si el PCR da negativo, volverá al circuito y si es positivo, se confinará en el hospital o en el hotel de referencia", señala. 

Aunque la idea es no cancelar el Mundial, Charte no es ajeno a que la situación puede cambiar. Durante estos meses ha vivido en primera persona lo más duro del virus en Barcelona y no quiere pecar de ingenuo. "No se va a parar el Mundial porque las condiciones de control son muy rígidas. Si hay 100 positivos o la pandemia vuelve, lo pararemos, claro, pero no por uno, dos o tres", señala.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento