La odisea de la futbolista Celia Jiménez para viajar de Jaén a Seattle y unirse a su equipo para reanudar la competición

Celia Jiménez, jugadora del OL Reign.
Celia Jiménez, jugadora del OL Reign.
TW @OLReign

Celia Jiménez ha pasado el confinamiento en Alcaudete (Jaén), su localidad natal, y posiblemente haya sido una de las épocas más largas que ha estado en casa. 

La lateral española es una de las dos futbolistas que militan en la NWSL, la liga de fútbol femenino en Estados Unidos, junto a Vero Boquete, y ambas regresarán al trabajo en breve con la reanudación del campeonato bajo un curioso formato.

El viaje de Jiménez a Seattle, base del OL Reign FC (franquicia estadounidense del Olympique de Lyon), ha sido una odisea. Desde que salió de su casa en España hasta que pisó la tierra de Donald Trump pasaron casi dos días.

Todo comenzó con una buena noticia: el test de coronavirus preceptivo para poder viajar dio negativo. Inmediatamente, Jiménez se puso manos a la obra y empezó a ver el itinerario que debía tomar y, sobre todo, a pedir los permisos requeridos para evitar que le ocurriera algo similar a lo del piloto Joan Cros, que no ha podido viajar a Estados Unidos.

"Por falta de conexiones, he tardado 40 horas en llegar. Salí de Alcaudete, fui a Madrid, volé a Dallas, Chicago y, por fin, ya estoy en Seattle", ha contado en un comunicado. Jiménez, que es ingeniera aeronáutica de formación, podrá unirse así al equipo con el que ya fue semifinalista del playoff la pasada temporada y donde comparte vestuario, entre otras estrellas, con Megan Rapinoe, la controvertida capitana de la selección de Estados Unidos.

"Hasta ahora no he podido viajar y cuando ya me lo han permitido, he tenido que esperar a los resultados del test Covid para poder unirme a la pretemporada en Montana. He dado negativo, así que alegría doble: por saber que estoy bien y poder volver a hacer lo que más me gusta: jugar al fútbol", relata.

Desde que acabó la liga estadounidense la temporada pasada hasta que iba a empezar esta (lógicamente cancelada por la pandemia), Jiménez no ha desaprovechado el tiempo. 

Se unió al Perth Glory de la prestigiosa W-League australiana, en calidad de cedida, con lo que además de probar en su cuarta liga distinta (ya había jugado en el Sevilla y el Jaén de España, el FC Rosengard de Noruega, y en Iowa Western Reivers, Alabama Crimson Tide, Seattle Sounders y Reign FC en EE UU, donde vive), ha sido la primera española en probar en Australia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento