El cambio de Rafa Nadal en su juego para volver a ganar tras casi tres años en blanco

Carlos Moyá y Rafa Nadal
Carlos Moyá y Rafa Nadal
EFE

Carlos Moyá es desde finales de 2016 el entrenador de Rafa Nadal, cuando el tenista español llevaba ya dos años sin levantar ningún Grand Slam. Sin embargo, con Moyá comenzó su "segunda juventud" que vive hasta ahora y con el extenista lleva ya cinco torneos, una Copa Davis y otras tantas finales. Ahora, en una entrevista con Eurosport, Moyá ha querido destacar un aspecto que considera clave en la evolución de Nadal como jugador.

"Mi idea con él era convencerle para que fuera más agresivo y eso pasaba por mejorar el saque. Su gran mejoría creo que fue con el segundo servicio. Generalmente, él intentaba meter muchos primeros dentro en cuanto a porcentaje, por lo que comenzaba el punto defendiendo. Intenté que fuera a por el punto, cambiando el ritmo, haciendo que los puntos fueran más cortos", reveló Moyá.

El técnico recuerda que la situación por la que pasaba Nadal era bastante complicada por cómo repercutía su estado físico en el mental. "En 2015 había tenido problemas de lesiones y confianza. En general, no estaba trabajando bien y a nivel de cabeza, tampoco. Entonces, en 2016 volvió a jugar bien y tuvo el problema en la muñeca", añade.

Nadal tuvo prácticamente tres años de sequía, entre el Roland Garros de 2014 hasta el de 2017, donde se impuso en la final al suizo Wawrinka, un partido que Moyá también quiso recordar. "Estaba nervioso porque es lo que toca cuando juegas una final de 'Grand Slam'. Quizás en ese caso un poco más porque veníamos de perder la final del Open de Australia con Federer", comienza recordando. 

"Tenía 31 años y no sabíamos si volvería al lugar que creo pertenece. Lo que me asustaba antes del partido era pensar que Rafa pudiera estar nervioso. Lo que jugó ese torneo es el mejor tenis que le vi en los últimos tres o cuatro años", confesó Moyá, y a partir de ese partido el resto es historia.

Tres títulos consecutivos en Roland Garros, de 2017 a 2019, competición que ha vuelto a hacer fetiche tras perder dos años consecutivos, racha inédita en su carrera; y dos US Open, en 2017 y 2019, además de la Copa Davis de 2019 y el oro olímpico en dobles en Río 2016.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento