El atleta Jesús García Bragado: "Puede que el Gobierno no esté mintiendo, pero sí ocultando la verdad"

Jesús Ángel 'Chuso' García volvió a demostrar en Doha que es un marchador de leyenda.
Jesús Ángel 'Chuso' García Bragado, durante el Mundial de Doha.
EFE

Jesús Ángel García Bragado es uno de los deportistas españoles a los que el coronavirus les ha retrasado un año su gran objetivo para 2020: los Juegos Olímpicos de Tokio. En el caso del marchador español es aún más complejo, dado que tenía como gran sueño disputar su octava cita olímpica (superando el récord de Merlene Ottey) a sus 50 años.

Aunque mantiene el sueño de llegar a Tokio en 2021, con lo que serían 51, no oculta su frustración, ni mucho menos sus críticas hacia el Gobierno de España ante la gestión que están haciendo de la crisis del COVID-19.

En una entrevista con 'El Mundo', el atleta más veterano de la delegación española no se muerde la lengua: "Aunque ahora pueda ser fácil criticarlo, se podrían haber hecho las cosas manifiestamente mejor".

"Tendría que haberse anticipado a los acontecimientos. Haber evitado escenarios que han provocado contagios masivos. La política no es el arte de mentir, sino de ocultar la verdad. Puede que el Gobierno no esté mintiendo, pero sí ocultando la verdad", estalla, y va más allá. 

"El Gobierno igual tenía datos de la epidemia, pero le interesaba hacer la manifestación del 8 de marzo. Era un foco de contagio, como todos los eventos que se celebraron ese fin de semana", apunta, y argumenta su propia experiencia, ya que además de atleta es podólogo. 

"El Gobierno igual tenía datos de la epidemia, pero le interesaba hacer la manifestación del 8 de marzo"

"Me parece igual de mal que los centros educativos tardaran una semana en cerrar. Durante aquella semana, yo mismo estuve yendo a residencias de ancianos como podólogo. Y estábamos ya en esta situación", señala.

Consciente de que le van a caer críticas e insultos por estas palabras, Bragado se resigna. "Quien me llama facha es un ignorante. Una persona resentida. Es una estupidez como un piano", dice.

Las críticas de Bragado no van sólo hacia el PSOE o la gestión de Pedro Sánchez, sino hacia todos los políticos. "Las medidas se toman cuando ya no hay más remedio. Yo lo veo de otra manera porque vengo del mundo del deporte. La clase política se caracteriza por la eterna indecisión de tomar decisiones. Suele tardar muchísimo. Y así funciona", reflexiona.

Precisamente también critica a dos políticos que no están en la cuerda de Sánchez: Quim Torra y Mariano Rajoy.

Sobre el presidente de la Generalitat, Bragado dice de él que es "una contradicción pura y dura". "Este señor es un presidente espurio. Está inhabilitado. Quim Torra ni representa ni quiere representar a todos los catalanes. Porque en Cataluña hay gente que piensa como él, y otra que no. Y todos somos catalanes", señala desde Sant Adrià de Besòs, donde reside. 

Las imágenes de Rajoy saltándose el confinamiento provocaron en el marchador una reacción muy clara: "Lo que pensé fue: ‘Qué tonto que se ha dejado pillar’. Fue poco inteligente por parte de Mariano Rajoy, sabiendo que es una persona pública, salir a caminar a la calle. Si has sido presidente del Gobierno, claro que la gente va a estar más pendiente de ti. Aunque vivas en un lugar donde no hay gente, tienes que tener mucho más cuidado", dice, pero apunta a que nadie cometa el error de no fijarse en lo importante: "De ahí a que lo elevemos a no sé qué escala... Lo que se pretende es alejar el foco. Como el truco del prestidigitador".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento