Una guerra civil plagada de escándalos que dejan más señalado a Bartomeu

  • Los problemas se suceden en el Barça: el último, las dimisiones de seis directivos. Y mientras, una auditoría.
El FC Barcelona ha rescindido su contrato con la empresa de marketing y reputación online, I3Ventures, tras el escándalo revelado este lunes en el que se relaciona a la entidad vinculada con el club con cuentas de redes sociales que atacaban a jugadores, exjugadores del Barça y rivales de Bartomeu en la presidencia. El presidente del club azulgrana, Josep María Bartomeu, acudió a un acto institucional este martes, en medio de todo el revuelo, y negó de nuevo y con rotundidad haber tenido conocimiento alguno de las actividades en redes sociales asociadas a I3Ventures.
El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu.

Ni siquiera que todo el país esté azotado por una pandemia evita que el Barça siga siendo un auténtico polvorín. La temporada ha estado marcada por un sinfín de problemas fuera de los terrenos de juego que han dejado a Josep Maria Bartomeu en una delicada situación y ni siquiera la crisis causada por el coronavirus ha dado una tregua al presidente azulgrana. Primero fue la polémica por la bajada de sueldos de los futbolistas, con mensajes acusadores de los pesos pesados del vestuario liderados por Messi. Y después explotaron las discrepancias en las altas esferas, que han acabado con la dimisión de seis directivos. Para esta semana se espera el informe de la auditoría interna por el Barçagate en el que Bartomeu podría no salir bien parado.

año convulso

Los enfrentamientos dentro del club han sido constantes durante la temporada. Piqué criticó en septiembre la planificación deportiva y señaló a la directiva por ello. La destitución de Ernesto Valverde en enero no cayó bien en una parte del vestuario y las declaraciones de Xavi Hernández reconociendo que tuvo una oferta para dirigir al Barça antes del cese del extremeño no dejó en buen lugar a Bartomeu.

Además, una entrevista de Eric Abidal señalando el mal rendimiento de algunos jugadores provocó una dura respuesta de Messi contra el director deportivo de la entidad, que acabó pidiendo perdón por sus palabras. Pero el bombazo llegó poco después con el conocido como Barçagate.

Escándalos en redes

En febrero se destapó un escándalo que todavía amenaza con llevarse por delante al actual presidente blaugrana. El Barça había contratado a una empresa, I3Ventures, para cuidar su imagen en las redes sociales. Sin embargo, dicha consultora también atacó, a través de diversas cuentas en redes, a algunos jugadores (Messi, Piqué...), exjugadores y extécnicos (Xavi, Puyol, Guardiola...) y personas del entorno culé (Joan Laporta, Agustí Benedito, Víctor Font, Jaume Roures...).la rebaja salarial

El parón por el coronavirusha destapado la mala situación económica que atraviesa el Barcelona. El club fue el primero en anunciar que haría un ERTE, pero antes, todas las negociaciones entre la directiva y los jugadores salieron a la luz, filtrándose que los futbolistas no estaban dispuestos a aceptar la rebaja salarial que solicitaba la entidad azulgrana.

Varios días después, un comunicado de Messi informó de que los jugadores aceptaban rebajarse el 70% de su sueldo mientras las competiciones estuvieran paradas. Pero lo hizo con un tono de reproche por las filtraciones salidas desde el club. "Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre el primer equipo del FC Barcelona en lo que se refiere a los sueldos de los jugadores durante este periodo de estado de alarma", comenzó el argentino, señalando a dichas filtraciones. "No deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos", añadió Leo, que no pudo ser más claro. A él se unieron, con idéntico comunicado minutos después, Luis Suárez y Piqué.

Dimiten seis directivos

Las discrepancias en las altas esferas quedaron en evidencia el miércoles cuando Bartomeu decidió degradar a dos de sus vicepresidentes: Emili Rousaud y Quique Tombas. Especialmente llamativa fue la del primero, llamado a ser el delfín de Bartomeu y candidato continuista en las próximas elecciones. Un día después, seis directivos –entre ellos Rousaud y Tombas– presentaron su dimisión, por lo que la Junta quedaba reducida de 19 a 13 miembros. El sector crítico quedaba al descubierto.

Rousaud, además, se destapó con unas durísimas declaraciones en las que puso en duda la honradez de parte de la directiva. "Creo que alguien mete la mano en la caja", dijo a RAC1.

La auditoría, clave

El Barçagate ha hecho que el club esté siendo sometido a una auditoría por parte de Price Waterhouse Cooper que aún está en curso. Sin embargo, una parte de la misma ya se ha filtrado y apunta a que en la contratación de I3 Ventures hubo un sobrecoste, pues el precio de mercado de acciones similares está entre 120.000 y 150.000 euros, pero el Barça pagó casi un millón. Además, el club lo fraccionó en cinco partes para evitar que pasara por la Asamblea como pasa con todos los pagos superiores a los 200.000 euros. Las dificultades para trabajar debido al coronavirus está retrasando las conclusiones finales.

Nuevos directivos

Bartomeu va a convocar para esta misma semana una junta con los 13 directivos que aún le permanecen fieles para nombrar nuevos miembros y vicepresidentes. La reunión se realizará de forma telemática.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento