"Es importante que los niños tengan una rutina de movimiento en casa"

Carlos Castillejo en una de sus clases de gimnasia en Formación Profesional.
Carlos Castillejo en su clase de Actividad Físico Deportiva para la inclusión social.

Ahora que llegan las vacaciones de Semana Santa, es bueno que los niños practiquen deporte en casa y lo conviertan en su nueva rutina, además de un juego. La Organización Mundial de la Salud recomienda dedicar un mínimo de 60 minutos al día a la actividad física en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años, ya que aporta beneficios, tanto a nivel físico, como a nivel mental.

"Los maestros luchamos para que en el colegio haya más horas de Educación Física, ahora que los niños están encerrados en casa es importante que cuenten con más horas de ejercicios y tengan una rutina del movimiento", apunta Carlos Castillejo, entrenador personal y graduado en Magisterio de Educación Primaria con mención en Educación Física.

Además, Castillejo propone que el ejercicio físico sirva de oportunidad para interactuar entre los miembros de la familia. "Hasta ahora, debido a los trabajos de los padres y el colegio de los niños, no se ha podido llevar a cabo esa unión en torno a la actividad física, puede ser el momento ahora".

Muchos niños se sentirán frustrados al truncarse los planes de Semana Santa al aire libre, a lo que se suma un mayor tiempo libre debido a la finalización de las clases online debido a las vacaciones de pascua. Por eso, en estas semanas, el ejercicio físico debe ser el mayor aliado para combatir el estrés y la frustración de los pequeños.

"Es importante que los niños y adolescentes combinen ejercicios de movilidad corporal, como puede ser el yoga, con trabajo cardiovascular, que se pueden realizar estáticos en el sitio", apunta el maestro.

Pero lo más importante para Castillejo es apostar por la creatividad de las familias para presentarles a los pequeños el ejercicios como un juego. "Para la psicología de los niños es difícil aceptar imitar un ejercicio físico mirando una pantalla. Debemos darle a la imaginación y aprovechar los recursos que tenemos en casa para presentarles el deporte como un juego", defiende Castillejo.

Para esto, se pueden utilizar los muebles del salón para realizar una yinkana o una búsqueda del tesoro. Jugar al 'pilla pilla', 'polis y cacos' o 'espías', cualquier juego que active y divierta al niño. "Estos juegos deportivos debemos compaginarlos con una alimentación saludable y la enseñanza de hábitos de higiene", concluye Castillejo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento