Nueva York desatornilla más de 1.700 canastas para evitar que se juegue en el confinamiento

El español entra a canasta en el partido contra Philadelphia.
El español entra a canasta en el partido contra Philadelphia.
Instagram @willyhernangomez

El estado de Nueva York es la región estadounidense más afectada por la expansión del coronavirus, con más de un tercio del total de infectados en el país. Prácticamente en todo el país llama la atención la poca concienciación de los ciudadanos y las autoridades continúan promoviendo medidas para prevenir un aumento exponencial del número de contagiados.

La última acción de Bill de Blasio, alcalde de la ciudad de Nueva York, ha sido dejar sin baloncesto a la población. Más de 1.700 canastas en parques al rededor de la ciudad han sido inhabilitadas para que no puedan ser usadas. Los funcionarios del Departamento de Parques llevan ya varios días tapiando, cubriendo con bolsas de basura y desatornillando cientos de aros para evitar que la población salga a jugar.

"No habrá partidos de baloncesto porque no habrá aros. Es un deporte de contacto y el riesgo de contagio es evidente", afirmaba tajante de Blasio. Rucker Park, The Cage, McCarren Park o Dyckman Park son algunas de las legendarias canchas callejeras de Nueva York que ahora han quedado 'desnudas' sin sus canastas. 

La medida también está siendo adoptada por otras ciudades como Filadelfia, Memphis o Baltimore, también muy afectadas por el coronavirus, aunque ninguna de ellas como Nueva York. La Gran Manzana acumula casi 84.000 casos y más de 2.200 fallecidos a causa del COVID-19, casi cuadruplicando los contagiados del segundo estado más peligroso, su vecina Nueva Jersey.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento