Xavi Hernández: "Toda la vida quise ir a la selección española y a mucha honra"

Xavi Hernández, durante un partido del Al-Sadd.
Xavi Hernández, durante un partido del Al-Sadd.
EFE

Xavi Hernández está aprendiendo el oficio de entrenador en su último equipo como jugador, el Al-Sadd, pero tiene claro que su destino es acabar dirigiendo al FC Barcelona, donde triunfó como futbolista.

El regreso al Camp Nou, de producirse, debe hacerse con unas condiciones muy claras: la primera, eliminar todo elemento negativo tanto del vestuario como del entorno. Implícitamente, Xavi afirma así que hay personas que están perjudicando al equipo desde fuera, y no descarta a la directiva.

"Me gustaría tener mucha sintonía con todo el mundo. En el vestuario no puede haber nadie negativo, tóxico, y el tema médico es importante… todo tiene que encajar. Me gustaría entrar con gente de mi entorno para formar un buen equipo", afirma en una extensa entrevista en 'La Vanguardia'.

Para su equipo, pone nombes encima de la mesa. "Me gustaría trabajar junto a personas en quienes tengo confianza, con quienes hay lealtad, y que son gente muy válida. No puede haber nadie tóxico cerca del vestuario. Estamos hablando de Carles Puyol, que fue capitán del Barça, y Jordi Cruyff, muy buen negociante y con mucha experiencia en la secretaria técnica", apunta. 

"Soy muy de equipo; no quiero decidir solo. Aquí, las decisiones las tomamos con el staff… es una estructura horizontal, de consenso. Aunque luego la última palabra me corresponda a mí", insiste.

Catalán y español

Si Xavi ha estado en boca de la sociedad últimamente ha sido por su posicionamiento en favor el movimiento independentista. En esta misma entrevista lo explica.

Para él, defender los colores de España era "un orgullo". "Nunca me he escondido. El tema político y las injusticias me revientan, pero no tiene nada que ver…. Toda la vida he quise ir a la selección española y a mucha honra", afirma.

"Lo que me parece una injusticia es que la gente no haya podido votar en un referéndum legal"

En este sentido, afirma no tener "nada en contra de España". A mí España me ha dado mucho. Y me ha tratado muy bien", zanja al respecto, y explica su posicionamiento sobre el referéndum en Cataluña.

"Lo que me parece una injusticia es que la gente no haya podido votar en un referéndum legal. Deja decidir a la gente su futuro, que además se manifiesta de manera pacifica. Yo solo me he pronunciado en este sentido. A favor de la libertad de las personas, no contra España", asegura.

Esta opinión le ha llevado a defender la política catarí, algo que Xavi justifica. "Hay muchos prejuicios respecto a la cultura árabe. No defiendo a una dictatura. Para nada. Se me ha criticado mucho el tema de los derechos humanos... Pero ellos mismos hacen autocrítica: por ejemplo, exponen cuadros sobre los workers en el museo de arte moderno, y dan cobijo a plurales think thanks que trabajan en la transformación. Cada vez tienen más consciencia de que hay que suprimir ciertas cosas, pero necesitan tiempo. Hay temas indefendibles, como la libertad de prensa o el respeto a la homosexualidad, pero tienen muchas cosas muy positivas", defiende.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento