El circuito de Bahrein corta la venta de entradas del Gran Premio de F1 para contener el avance del coronavirus

Lando Norris, durante el GP de Bahrein de 2019.
Lando Norris, durante el GP de Bahrein de 2019.
Zak Mauger / McLaren F1

La Fórmula 1 está monitorizando de manera constante el avance del coronavirus, que ya ha obligado a aplazar el GP de China y a tomar medidas de precaución en el resto de carreras del campeonato.

La protección y seguridad de los participantes (tanto competidores como demás 'habitantes' del paddock) ha hecho que cada circuito, en consonancia con las autoridades de sus países, tomen diferentes medidas. Así, igual que en Australia han emprendido un estricto protocolo para que no haya problemas, en Bahrein, que albergará el segundo Gran Premio del campeonato del mundo, han ido más lejos: no aceptarán más público.

En un comunicado emitido por la organización, han anunciado que dejarán de vender entradas y están dispuestos a hacer devoluciones a los que ya las tengan y no puedan o no quieran ir.

"El Circuito Internacional de Barein está comprometido en mantener la seguridad y la emoción del Gran Premio tanto para los fans locales como internacionales, y está trabajando de cerca con los departamentos del gobierno relevantes, como el Ministerio de Salud y de Interior", destacan. 

"A la vista del continuo brote del Covid-19, el BIC ha decidido que dejará de vender entradas para el Gran Premio para garantizar que se cumplen las órdenes de las distintas autoridades", afirman, contundentes. 

Aunque Bahréin no es, ni mucho menos, el país más apasionado por la Fórmula 1, han preferido curarse en salud e intentar controlar en la medida de lo posible quién y cómo llega al Emirato. En función del avance del coronavirus, evaluarán la situación y decidirán si volver a vender más entradas o incluso reembolsar su precio si se decide que se celebre la carrera sin público.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento