El padre de la jugadora que denunció al CD Tacón habla de "discriminación" y desde el club le acusan de extorsión

Zara Mújica, con el CD Tacón.
Zara Mújica, con el CD Tacón.
Instagram

Ramón Mújica está dispuesto a llegar hasta donde sea para que se conozca el caso de su hija Zara. La joven, nacida en España de padres venezolanos y residentes en Gales, pasó del sueño a la pesadilla a lo largo de la segunda mitad de 2019, cuando su fichaje por el Juvenil B del CD Tacón terminó de frustrarse.

Mújica ha relatado cómo se desarrolló todo en declaraciones a 20minutos.es y ha explicado los motivos de su denuncia al Comité de Ética de FIFA.

En agosto de 2019, la joven portera participó en un campamento de fútbol del que surgió el interés por ficharla del futuro Real Madrid  femenino para sus categorías inferiores. Sin embargo, la circunstancia de ser menor y residir fuera de España, los trámites para dar de alta su ficha se retrasaron.

Zara se entrenaba con el resto de compañeras, pero no podía jugar. Una circunstancia que llevó a Ramón a ahondar en la situación y hallar posibles soluciones. Como, aparentemente, el problema con la ficha era que los progenitores no vivían en España, se propuso al club que la madre de Zara se trasladase a la capital española. Sin embargo, según Mújica, en el CD Tacón se limitaron a decirles que "no se podía hacer nada". La situación era desconcertante para la familia de la jugadora, que no entendía por qué su hija no podía jugar. "Se pusieron de muy malas formas cuando les ofrecimos soluciones. Con ayuda de abogados reunimos los documentos necesarios para tramitar la ficha y facilitar las cosas, pero se pusieron como leones al plantearlo", explica Mújica.

La lesión que desencadenó todo

Todo se precipitó cuando Zara se lesionó en diciembre. En la reunión mantenida en diciembre con Manuel Merinero, director deportivo del CD Tacón, y Carlos Murciano, su adjunto, les pidieron 760 euros en concepto de seguros médicos, algo que sorprendió a la familia ya que el club les había asegurado que otorgarían una beca a Zara para su residencia en España. Los padres accedieron pese a la extrañeza y acordaron efectuar los pagos en plazos, de alrededor de 150 euros, que no llegaron a completar porque en enero de este año, la portera ha regresado a Gales. 

El motivo, cómo se trató su lesión en el hombro por parte del club. Zara, cuyos padres estaban en ese momento en Estados Unidos, no sabía cómo proceder y desde el club no le decían nada. La niña, que residía con sus abuelos maternos en Madrid, acudió al hospital por sus propios medios, pero algo llamó su atención: en el club le pidieron que dijera que se había lesionado en el colegio y no durante un entrenamiento para evitar ser multados al tratarse de una jugadora sin ficha. Entonces, Ramón pidió explicaciones al club, ya que se suponía que el dinero que iba ingresando a plazos debía destinarse a asuntos médicos. Pero no. 

"Va a estallar algo más", asegura Ramón

Lo único que desde el Tacón ofrecieron, según narra los hechos el padre de Zara, fue una cita en Sanitas La Moraleja, hospital de referencia del Real Madrid, pero la familia debía costear la consulta. Ante la negativa del club a dar explicaciones sobre la ausencia de ficha para Zara, los padres decidieron que regresara a Gales y ahora han denunciado al Comité Ético de FIFA por discriminación, por el importe abonado y por la falta de atención médica, aportando las pruebas pertinentes,

"Queremos darle visibilidad porque estoy seguro de que hay más casos, hay mucho descontento entre algunos padres, va a estallar algo más", explica a este periódico Ramón Mújica.

Asegura que tienen pensado emprender otras acciones legales en otros estamentos para intentar reparar los "daños morales" que le han causado a su hija, de quien asegura que "aún sigue mal". Mújica y sus asesores tienen pensado acudir al Consejo Superior de Deportes aunque de momento no quiere revelar detalles de su estrategia. 

"Seguro que si fuera el Real Madrid esto no pasaría"

Por otro lado, confirma que nadie del Real Madrid, club que será el responsable del CD Tacón a partir de la próxima temporada y lo convertirá en su sección femenina, se ha puesto en contacto con ellos. "De hecho, seguro que si fuera el Real Madrid esto no pasaría, no sé si es que como ya se van a ir, les da igual todo", reflexiona Mújica. 

Con las acciones legales futura y la demanda presentada en FIFA hace ya un mes, Ramón espera justicia, aunque en ningún caso quiere que a su hija la fiche el CD Tacón: "Estamos decepcionados con España y no tenemos pensado en volver", asegura rotundo. Sin embargo, no le cierra la puerta del todo ya que "otros clubes se han interesado" al conocer la historia.

"Es un caso de extorsión"

Desde el departamento de prensa del CD Tacón aseguran que no van a hacer ningún tipo de comunicación oficial al respecto. Aunque sí dejan claro una cosa: "Se trata de un caso de extorsión". Esa es la versión desde la entidad que, en declaraciones a este periódico, no han querido entrar en detalles sobre el relato de la familia Mújica, al ser preguntados directamente por el dinero abonado y la supuesta discriminación. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento