Guardiola conquista el Bernabéu y deja al Real Madrid con pie y medio fuera de la Champions

Gabriel Jesús celebra tras marcar en el Real Madrid - Manchester City.
Gabriel Jesús celebra tras marcar en el Real Madrid - Manchester City.
EFE
Los de Zidane iban ganando 1-0 hasta que Gabriel Jesús y De Bruyne remontaron. Ramos fue expulsado y se perderá el partido de vuelta.

El Real Madrid se queda al borde de la eliminación en los octavos de la Champions por segundo año consecutivo. Guardiola conquistó el Bernabéu con un Manchester City que supo manejar mejor un partido que se decidió en el cuarto de hora final y que deja a los ingleses con pie y medio en cuartos y a los blancos tocados y dependiendo de una remontada milagrosa en el Etihad en tres semanas.

La batalla comenzó antes de que empezara el partido, con las alineaciones. Zidane sorprendió dejando a Kroos en el banquillo, Pep subió la apuesta no poniendo de inicio ni a Agüero, ni a David Silva, ni a Sterling, aunque este porque salía de una lesión.

El dominio fue del Madrid, la posesión también. Como si enfrente no estuviera un equipo dirigido por Guardiola, los madridistas agarraron el mando del partido tratando de crear peligro a través del control del juego. Fue en balde, pues los blancos adolecieron, como es habitual, de desborde. Solo Vinícius lo intentaba, pero siempre rodeado por muchos contrarios.

El City esperaba su ocasión agazapado y ésta llegó en una gran pase de De Bruyne a Bernardo Silva. El brasileño recortó a Varane, pero su chut se topó con un firme Courtois.

La respuesta no tardó en llegar, y fue un milagro que el gol madridista no llegara. Un buen centro de Mendy lo remató Benzema y su cabezazo lo sacó Ederson con una mano prodigiosa. En el rechace, Vinícius estaba solo para empujarla pero el balón se le quedó atrás y el brasileño se resbaló. Su maldición ante el gol continúa pero la noche le deparaba algo grande.

El paso de los minutos hizo que el City creciera y el paso por vestuarios también. Si en el descuento de la primera parte casi marca Gabriel Jesús en un balón que Casemiro sacó bajo palos, en el comienzo de la segunda las ocasiones llovieron para los ingleses con Mahrez como protagonista. El argelino avisó con dos duros disparos y en un tercero, casi solo ante Courtois, hizo que el belga se luciera.

Sin embargo, en el mejor momento de los citizens llegó el castigo de los blancos. Vinícius le robó la cartera a Walker y su pase de la muerte no lo desaprovechó Isco, que definió en el mano a mano ante Ederson.

Los quince minutos que mataron al Madrid

Llegaron entonces los mejores momentos del Madrid con un City tocado tras el gol. Y de nuevo se repitió la historia, en el mejor momento de uno llegó el gol del otro. Una jugada por la izquierda de De Bruyne la remató Gabriel Jesús a la red ante las protestas de Ramos, que reclamó falta.

El tanto hundió inexplicablemente a los blancos, que veían cómo su rival le superaba una y otra vez. Ejemplo perfecto fue el penalti del segundo gol inglés, en el que Sterling rebasó con facilidad a Carvajal y el lateral, incauto, le derribó en el área.

¿Hay falta a Sergio Ramos en el 1-1?

De Bruyne no perdonó y Zidane sacó a la desesperada a Lucas Vázquez y Jovic, jugando con cuatro arriba. Medida desesperada que pudo acabar muy, muy mal. Sergio Ramos fue expulsado por una falta siendo el último hombre y las llegadas del City se sucedieron una y otra vez, lo raro fue que el tercer gol no llegara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento