El foco en los banquillos en el Real Madrid - Manchester City: Zidane contra Pep Guardiola

  • Partido de ida de los octavos de final de la Champions en el Santiago Bernabéu (21 horas). 
  • ​El duelo en los banquillos entre el técnico galo y el español marca un choque apasionante. 
Zinedine Zidane y Pep Guardiola.
Zinedine Zidane y Pep Guardiola.
EFE

"Es el mejor, siempre lo ha demostrado", dijo este martes Zidane sobre Guardiola. "Ha sido uno de los más grandes de todos los tiempos", dijo Pep del francés. La admiración es mutua y pese a que ambos huyan del duelo en el banquillos, la eliminatoria de octavos entre Real Madrid y Manchester City que comienza este miércoles (21 horas) no se puede entender sin la batalla que mantendrán ambos técnicos.

La Champions League es la competición fetiche de Zidane, el primer técnico desde los años 70 en lograr que un equipo gane la competición en tres ocasiones consecutivas. El francés está además invicto en el torneo y cuanta sus participaciones por victorias. Cuando llegó en enero de 2016 a un equipo muy tocado logró levantarlo y llevarlo a la final de Milán, en la que ganó al Atlético de Madrid. Un año después se vio a uno de los mejores equipos de la historia de la competición, los blancos arrasaron con actuaciones antológicas como el 1-2 en Múnich, el 3-0 al Atleti o el 4-1 en la final ante la Juventus. Y en 2018, con el equipo dando síntomas de agotamiento, logró que el conjunto blanco diera lo mejor de sí mismo en los momentos clave para levantar el título ante el Liverpool en Cardiff.

Gráfico Zidane-Guardiola
Gráfico Zidane-Guardiola
Carlos Gámez

Cuando Zidane decidió ser entrenador, le hizo una visita a Guardiola, entonces en el Bayern, y el catalán no dudo en mostrarle algunos de sus secretos. "Me dio muchos consejos y muchas charlas. Fue muy sincero con nosotros en los dos días que pasamos allí. No voy a contar lo que puedo recuperar de lo que me dijo pero era muy interesante", desveló el galo, agradecido con el español.

"Siempre ha demostrado que es el mejor, primero en el Barcelona, luego en el Bayern y ahora en Manchester también. Es mi opinión. Hay gente que piensa que es otro el mejor, hay muchos entrenadores pero para mí es él", explicó Zidane, que demostró su admiración hacia Pep Guardiola.

Guardiola, rey de la regularidad

Si Zidane es el rey de la Champions, Guardiola lo es de las ligas nacionales, en la que es casi imbatible. Tras subir al primer equipo del Barça desde el filial azulgrana –como hizo también Zizou–, no le tembló la mano a la hora de cargarse a mitos del barcelonismo como Ronaldinho, primero, y Eto’o, un año después. Hizo pleno de títulos en su primer año (el famoso Sextete) y en sus cuatro años al frente del Barça ganó tres Ligas, cediendo solo una ante el Real Madrid de los récords de José Mourinho. En la Bundesliga no encontró oposición y logró los tres títulos ligueros con el Bayern (2013-2016), mientras que con el Manchester City lleva dos de las tres Premier Leagues que ha disputado, aunque en esta temporada el título se lo llevará, si no hay hecatombe, el Liverpool.

En las distancias largas es, por lo tanto, un rival temible, casi intratable, Pep Guardiola.Pero su gran debe está en su larga sequía en la Champions, competición que no gana desde 2011. Se llevó dos con el Barça en sus tres primeros años (la primera fue en 2009) y desde entonces suma una larga travesía de siete intentos sin éxito.

A Guardiola se le achaca que sin Messi no ha sabido reinar en Europa. Tres semifinales consecutivas con el Bayern dejaron un poso de decepcion a su etapa en el equipo bávaro. En todas ellas se estrelló ante un equipo español: primero ante un Madrid que arrasó el Allianz Arena (el inolvidable 0-4 en el que Pep llamó «atletas» a los madridistas), después ante el Barça con el regate para el recuerdo de Messi, que tumbó a Boateng), y finalmente ante el Atlético, cuyo muro defensivo resistió lo indecible en Múnich.

En el City tampoco ha logrado estar ni cerca de ganar en Europa. Su derrota ante el Mónaco de Mbappé en octavos en 2017 fue un sonoro fracaso: la temporada siguiente cayó con estrépito ante el Liverpool (5-1 global) en cuartos; y un año después fue eliminado en la misma ronda ante un Tottenham a priori inferior.

La visita de Zidane también es bien recordada por Guardiola, que agradeció las palabras de su colega. "El honor fue nuestro. Tuvimos charlas que estuvieron muy bien, él empezaba a entrenar. Ha sido uno de los más grandes de todos los tiempos. Luego cada uno hace lo que siente, Zidane lo ha hecho eso y mal, mal no le ha ido", relató el entrenador del City.

El duelo táctico está servido. La gran duda es el esquema por el que apostará Zidane, si apuesta por salir con tres, cuatro o incluso cinco medios para tratar de plantar cara al punto fuerte de los equipos de Guardiola, el centro del campo. "Jugamos ante el rey de esta competición", avisó el técnico español, siempre precavido. Partido grande en el Bernabeu.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento