El discurso íntegro de Michael Jordan en el funeral de Kobe Bryant: "Quería ser el mejor hermano mayor para él"

Michael Jordan, durante su discurso a Kobe Bryant.
Michael Jordan, durante su discurso a Kobe Bryant.
EFE

La despedida a Kobe Bryant en el Staples Center dejó varios discursos. Desde el de Vanessa Bryant, la viuda, en su primera aparición pública tras el fatal accidente en el que perdió a su marido y a una de sus hijas, hasta excompañeros de la 'Mamba', como Shaquille O'Neal o Michael Jordan.

Fue este último, el "hermano mayor" de Kobe, quien protagonizó uno de los momentos más rompedores del funeral. Entre lágrimas constantes corriéndole por las mejillas, el legendario 23 dejó un discurso para el recuerdo.

Estas fueron sus palabras:

"Estamos aquí para despedir a un padre, a un amigo, y a un jugador de baloncesto. Éramos grandes amigos, era mi hermano pequeño. Había muchas comparaciones entre ambos. Todos tenemos hermanos pequeños, que por razones que sean, siempre te quitan tus cosas: los zapatos, los juguetes... No tiene sentido. Pero con el tiempo eso es amor. Es por la admiración que tienen por sus hermanos mayores. Es por todos los detalles que muestran. Me escribía mensajes por la noche, de madrugada. Me hablaba de cualquier cosa.

Con el tiempo se mostró su pasión. Es alucinante la pasión. Si quieres a alguien, si tienes pasión por algo, vas a por ello. Sean helados, hamburguesas... lo que sea. Lo das todo para conseguirlo. Para mí, Kobe era una inspiración de lo que debía ser un jugador de baloncesto. Era el mejor jugador de baloncesto que podía ser y yo quería ser para él el mejor hermano mayor que podía ser.

Para hacerlo, hay que poner las charlas, las llamadas de medianoche o las preguntas tontas. No era si no Kobe Bryant. Hablábamos de negocios, de familia, de todo. Él sólo quería ser un jugador mejor, una persona mejor. Ahora ya ha conseguido que mi meme llorando vaya a estar por los siguientes años. Le dije a mi esposa que no quería hacer esto para no ver eso los siguientes tres o cuatro años, pero eso es lo que Kobe Bryant me hace. Vanessa y sus amigos pueden decir lo mismo: te afecta aunque no lo veas, aún cuando es un dolor de muelas, pero siempre sacaba lo mejor de ti. Eso lo hizo por mí.

Era un grano en el culo, pero era Kobe. Hace unos meses me escribió y me dijo: 'quiero enseñar a mi hija, pero no sé en qué estaba haciendo, pero me preguntó a qué edad empezó a aprender movimientos. Él me dijo que tenía 12 años, y yo le dije que a los 12 años estaba aprendiendo a jugar al baloncesto.

No puedo esperar a llegar a casa para abrazar a mis hijas. Eso me enseñó. A aprender a querer a los más cercanos. A Vanessa, Bianka, Natalia y Capri, os tenemos en el corazón y os tendremos muy cerca."

Mostrar comentarios

Códigos Descuento