El Barcelona-Eibar arranca con pañolada y retraso por problemas con la sala VOR

Hinchas del Barcelona protestan por la crisis institucional y deportiva del club.
Hinchas del Barcelona protestan por la crisis institucional y deportiva del club.
EFE

El encuentro entre el FC Barcelona y el Eibar correspondiente a la 25ª jornada de LaLiga que midió a ambos equipos en el Camp Nou comenzó con polémica por partida doble. La primera fue por la pañolada de la afición azulgrana contra los dirigentes del club, que se han visto envueltos en varios escándalos en las últimas semanas. La segunda, por unos problemas de comunicación con la sala VOR que retrasaron el comienzo del encuentro.

La crisis institucional del Barça se inició tras la destitución de Ernesto Valverde, fue agravándose tras el enfrentamiento entre Messi y Abidal y adquirió dimensiones cósmicas cuando se reveló que el club culé financiaba unas páginas webs y cuentas de redes sociales para manchar la imagen de jugadores, como Messi, entre otras caras conocidas del barcelonismo. 

A todo ello hay que sumar que los resultados tampoco acompañaron tras la llegada de Setién, pues cedieron el liderato de LaLiga y cayeron eliminados en los cuartos de final de la Copa del Rey por un gol de Williams en el descuento.

Estos problemas llevaron a los aficionados del Barça a mostrar su enfado en los prolegómenos del partido liguero contra el Eibar, ya que dedicaron una sonora pitada y una pañolada a Bartomeu, a quien le pidieron su dimisión.

Problemas técnicos

Más allá de la protesta de la hinchada barcelonista, el encuentro estuvo marcado por el retraso con el que el balón echó a rodar. El colegiado debía señalar el comienzo a las 16:00 horas en punto, algo habitual por cuestiones relativas a la retransmisión televisiva. No obstante, el duelo del Camp Nou arrancó con 8 minutos de retraso por problemas de comunicación entre el trío arbitral y la sala VOR.

El contratiempo se debía a que el colegiado César Soto Grado no tenía comunicación con los responsables de manejar el VAR, encabezados por Juan Martínez Muniera

El árbitro comunicó la situación a los capitanes de ambos equipos antes de señalar el comienzo del partido, que arrancó con el cuarto árbitro ejerciendo de intermediario, pues estaba conectado con Martínez Munuera por vía telefónica. 

Pasado el cuarto de hora de juego, los encargados de la retransmisión televisiva informaron de que el problema estaba solucionado, aunque unos minutos después el sistema volvió a caerse

Mostrar comentarios

Códigos Descuento