Setién admite que el Barcelona busca un refuerzo: "Es obvio que necesitamos que venga alguien"

Quique Setién, en rueda de prensa.
Quique Setién, en rueda de prensa.
EFE

El entrenador del FC Barcelona, Quique Setién subrayó la importancia de lograr este domingo la victoria ante el Betis, "para romper la dinámica que el equipo lleva fuera de casa desde hace tiempo".

En su último desplazamiento en LaLiga, el Barça cedió el liderato en Mestalla (2-0), y el jueves pasado cayó en el último suspiro eliminado de la Copa del Rey en San Mamés (1-0).

Respecto al último encuentro ante el Athletic, Setién subrayó que el equipo "ha dado un paso adelante y ha crecido", pero ahora hay que refrendarlo con un buen resultado en Sevilla: "Lo que de verdad me preocupa es que estos síntomas de mejoría los ratifiquemos en un campo tan complicado y difícil como el Benito Villamarín", manifestó.

Para el preparador cántabro, el del Betis es un partido complicado, "porque jugamos ante un equipo que hace muchas cosas bien, que tiene jugadores con un nivel técnico altísimo y capacidad enorme de hacer goles y crear peligro".

"Un conocimiento profundo del rival"

Y es que Setién pasó dos años dirigiendo al conjunto andaluz y tiene "un conocimiento profundo" del rival, "aunque el hecho de conocer bien la mayoría de jugadores no quiere decir que los vayas a tener controlados", matizó.

Uno de esos futbolistas es Loren, "un jugador muy interesante que tiene muchas virtudes y ha estado un montón de jornadas siendo el máximo goleador de la categoría", destacó el entrenador del conjunto azulgrana.

En cualquier caso, Setién no escondió que será un duelo especial para él: "Allí pasé dos años maravillosos y crecí tanto profesional como personalmente. Hay mucha gente que puede pensar que los últimos meses fueron duros, pero eso está olvidado. Solo me acuerdo de lo feliz que fui durante esos dos años, de los amigos que dejé y de los éxitos que tuvimos en momentos puntuales y de lo valientes y atrevidos que fuimos".

Mañana, en la que fue su casa, intentará imponer, como siempre su estilo, pero esta vez dirigiendo al Barça. Lo hará con solo catorce fichas del primer equipo, pues a las lesiones de Neto, Luis Suárez y Dembélé se une la baja por sanción de Piqué.

"Es obvio que necesitamos que venga alguien y seguramente nos ayudará", admitió Setién, que recordó que el club aún no tiene la autorización de LaLiga para fichar a un delantero que sustituya a Dembélé, quien será intervenido este martes del bíceps femoral y se perderá lo que resta de temporada.

"Si es posible, que sea un jugador todo lo versátil que pueda darse, pero no es fácil, porque ahora mismo el mercado está como está", concluyó Quique Setién.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento