Nadal, sobre el humo en Australia: "Fui a preguntar qué estaba pasando y la respuesta me convenció"

El tenista español Rafa Nadal ha reconocido que fue a informarse de cómo estaba la situación en el Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada y que empieza este lunes en Melbourne, respecto al humo y la polución en el aire, un problema del que se han quejado varios deportistas, y ha asegurado que la respuesta de la organización le "convenció".

"Solo soy un jugador más. Cuando empezaron los problemas hace un par de días en la previa y escuché a los jugadores hacer preguntas, lo único que podía hacer como jugador era ir a la oficina del director del torneo y preguntar qué estaba pasando, porque yo también he estado entrenando estos días", declaró en rueda de prensa.

Así, explicó que la respuesta que obtuvo le "convenció". "En mi opinión, recibí una respuesta que me convenció, aunque eso no significa que para todos debería ser lo mismo. Me dijeron que tienen a los especialistas correctos analizando y monitoreando cada cuatro minutos el aire", subrayó.

La organización del Abierto de Australia confirmó este sábado que cuentan con un sistema de medición de la polución en el aire y que si la tasa de partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) supera los 200, los partidos serán suspendidos. Todo en el marco de la ola de incendios que está asolando el país oceánico.

En este sentido, el balear afirmó que ha sido informado de los detalles del monitor de calidad de aire. "Si los parámetros son de más de 200, no jugamos, y con menos de 200, sí. Lo que me respondieron, en base a la 'regla olímpica', es que puedes seguir compitiendo hasta 300. Cuando el Comité más importante en el mundo del deporte, el Comité Olímpico, permite que la gente compita hasta 300, y estamos a 200, no creo que quiera perjudicar la salud de los competidores. Así que esa respuesta me convenció. Estoy aquí para jugar", apuntó.

"Lo único que, en mi opinión, el torneo puede hacer es escuchar a los especialistas, a los médicos y luego tomar una decisión basada en lo que dicen. Si el médico dice que no es un problema, ¿por qué no lo vamos a hacer? Si el médico dice que hay un problema, por supuesto que no se jugará", expuso.

Preguntado por su 'secreto' para haber vuelto a ser número uno del mundo con 33 años, Nadal aseguró que se trata solo de trabajo. "No hay ningún secreto. Solo se trata de pasión, de amor por el juego y de ser positivo en los momentos difíciles", afirmó. "Es cierto que he pasado por situaciones difíciles durante toda mi carrera. Pero siempre pude, con actitud positiva y con las personas adecuadas, encontrar una manera de seguir adelante", explicó.

"Por mi estilo de juego, como mucha gente dice, mi carrera debería de ser un poco más corta. Pero aquí estamos. Estoy feliz por eso, e incluso para mí es una gran sorpresa estar donde estoy a mi edad", continuó el de Manacor.

Este martes, Nadal se estrenará en el torneo oceánico ante el boliviano Hugo Dellien. "Estoy entrenando, creo que más o menos bien. Solo me quedan dos días más para entrenar. Tratemos de seguir adelante con la intensidad correcta y con el enfoque correcto. Espero estar listo para el martes", finalizó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento