El Real Madrid, primer finalista de la Supercopa tras arrollar al Valencia

Los jugadores del Real Madrid celebran uno de sus goles al Valencia.
Los jugadores del Real Madrid celebran uno de sus goles al Valencia.
EFE

El Real Madridfue una apisonadora y aplastó sin contemplaciones (3-1) a un Valencia timorato para sellar su billete para la final de la controvertida Supercopa 'árabe'. El impresionante nivel de Isco, Kroos y Modric hizo las delicias de un público saudí eminentemente masculino... y entregado a los blancos desde el primer momento.

El duelo de pizarras se lo llevó Zidane sobre Celades, pese a que el planteamiento de ambos fue parecido. Ante las bajas, el galo apostó por cinco medios, todos los que tiene en plantilla, y el dominio fue aplastante de principio a fin. Casi adelanta Varane a los madridistas en el minuto cinco, pero el cabezazo del galo, en racha, lo repelió como pudo Jaume.

No estuvo tan afortunado el meta che unos minutos después, cuando en un córner se lío a protestar al árbitro, junto al resto de sus compañeros, mientras Kroos se dirigía al córner. El alemán, pillo, vio la portería vacía y con una preciosa rosca marcó ante la sorpresa de Domenech.

El tanto fue un duro palo para el Valencia, desconcertado ante la apisonadora merengue, aunque pudo poner el empate en su mejor ocasión del partido. Gameiro recibió al borde del área, avanzó y su remate se marchó alto cuando parecía tenerlo todo a favor.

No fue más que un espejismo, el Madrid era muy superior y el segundo no tardó en caer. Valverde hizo una gran jugada por la derecha, plena de potencia, y su centro lo remató primero Modric y después Isco para poner el segundo.

El Valencia pedía a gritos el descanso y con razón, pues el tercero merodeaba por su área. Lo pudo hacer Isco en un remate que se estrelló en el palo y que Jovic estuvo a punto de rematar, pero Jaume estuvo rápido y evitó el gol del serbio, que sigue con su mala racha de cara a la portería contraria.

Movió ficha Celades en la segunda parte con la entrada de un delantero, Maxi, por un medio, Kondogbia, pero el panorama no cambió ni un ápice. Una maravillosa jugada de Modric dentro del área la remató Valverde ligeramente desviada, y en plena exhibición blanca, el croata se sacó de la chistera un delicioso chut cruzado con el exterior ante el que nada pudo hacer Jaume.

Quedaban todavía más de 25 minutos, pero el partido estaba absolutamente decidido, no solo por el marcador sino por las sensaciones que ambos equipos estaban mostrando en el campo. Zidane aprovechó para reintegrar en el equipo a Marcelo y para dar minutos a dos jugadores que suelen disfrutar de pocos, James y Mariano.

El choque se rompió y el Valencia apretó en busca del gol del honor. Lo rozó Maxi primero y Ferrán Torres después, pero no fue hasta el tiempo de descuento cuando lo consiguió. Un extraño penalti de Ramos, de los que solo se pitan en la era del VAR, por saltar con el brazo ligeramente separado, lo aprovechó Parejo para que su equipo maquillara al menos el marcador.

El Real Madrid mostró un gran poderío y lanzó un tremendo aviso a su próximo rival, que será el ganador del Barça - Atlético de este jueves. El domingo, habrá un duelo apasionante: o un clásico o un derbi.

Placeholder mam module
Sigue el Valencia vs. Real Madrid de la Supercopa
Mostrar comentarios

Códigos Descuento