Dispositivo de seguridad del Clásico: 3.000 agentes y dos anillos de seguridad

Agentes antidisturbios, durante las protestas que se produjeron ante la comisaria de la Policía Nacional de Via Laietana.
Agentes antidisturbios, durante las protestas de octubre.
EFE

El Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid va a tener mucha más seguridad que los anteriores. Un partido que ya desde antes se declara de Alto Riesgo se ha convertido en un objetivo primordial para los grupos independentistas, con Tsunami Democràtic a la cabeza. El riesgo de un boicot o una protesta que derive en altercados serios está ahí, y por eso se ha maximizado el dispositivo de seguridad.

Los dos equipos se alojarán en el mismo hotel, el Hotel Sofía, desde donde saldrán en dirección al Camp Nou. Más de 3.000 agentes, entre Mossos d'Esquadra (unos 1.000), antidisturbios de la Policía Nacional y Guardia Civil (unos 500) y seguridad privada, hasta alcanzar una cifra total de unos 3.000 efectivos que velaran porque el trayecto de ambos equipos se produzca sin mayores problemas.

La policía catalana ha realizado este martes la última de las reuniones preparatorias de cara al partido, cuando la plataforma Tsunami Democràtic ha convocado una movilización en protesta por la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo a los líderes independentistas.

Dispositivo de seguridad del Clásico
Dispositivo de seguridad para el Clásico
Carlos Gámez

El coordinador deportivo de la región policial metropolitana de Barcelona de los Mossos, Lluís Venteo, ha explicado que se elegirá la mejor ruta para trasladar a los dos equipos de fútbol desde el hotel hasta el Camp Nou, y que se reforzará la escolta policial, sin desvelar cuál será el trayecto concreto.

A partir de las 16:00h está convocada la movilización de Tsunami Democràtic

Venteo ha señalado que la prioridad de los Mossos es la llegada de los jugadores, de los árbitros y de los aficionados para que el partido se dispute con "total normalidad".

Ha recordado que el dispositivo policial es exclusivo de los Mossos, de manera que en principio no tienen previsto pedir ayuda a la policía nacional, a no ser que se produzca "algo extraordinario", hecho que no prevén.

Los Mossos han explicado que desde primera hora del miércoles se activarán los centros de coordinación policial dentro y fuera del estadio. El dispositivo también se desplegará a primera hora de la mañana para garantizar el acceso de los jugadores de ambos equipos así como de los árbitros y los aficionados que acudan al campo. Por parte de los Mossos d'Esquadra, participarán en el dispositivo agentes de las unidades antidisturbios -Brigada Móvil (Brimo) y Área de Recursos Regionales (Arro)-, la unidad canina, la unidad de subsuelo y los Tedax además de unidades de seguridad ciudadana. 

Habrá dos anillos de seguridad por el que tendrán que pasar los aficionados. Los miembros de seguridad apostados en el primero revisarán las bolsas, realizarán cacheos y comprobarán que no llevan objetos potencialmente peligrosos. Una vez superado el primer anillo, podrán acceder a las inmediaciones del estadio, donde se realizará el control de acceso del público para el que tendrán que mostrar la entrada, además de volver a someterse a una revisión de objetos similar al del primer anillo.

Los puntos de concentración de Tsunami Democràtic están previstos en la Av. de Joan XXIII, Travessera de les Corts y la calle Aristides Maillol. El punto más crítico es el primero, ya que se encuentra entre el hotel de los equipos y el estadio blaugrana, donde se disputará el partido, salvo imprevisto, a las 20:00h.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento