El Atlético tumba el muro de Osasuna a base de insistencia y carácter

Morata y Saúl celebran un gol del Atlético.
Morata y Saúl celebran uno de los goles del Atlético a Osasuna.
EFE

El Atlético de Madrid sufrió pero acabó ganando 2-0 a un Osasuna que tuvo en su portero, Sergio Herrera, a su héroe. El joven cancerbero rojillo lo paró casi todo, pero a base de insistencia los colchoneros se acabaron imponiendo.

Aunque le costó arrancar, el Atlético se echó en brazos de Joao Félix para intentar adelantarse pronto. El problema es que el portugués, como Lemar o Thomas, se estrellaron una y otra vez con Sergio Herrera. El portero de Osasuna hizo el partido de su vida, con paradas de todos los colores que desesperaron a la afición colchonera, que no llenó ni mucho menos el Wanda Metropolitano.

Además de Herrera, el otro protagonista de la primera parte fue el árbitro. José Luis Munuera Montero no pitó un posible penalti de Felipe sobre Brasanac, cuando el rojiblanco zancadilleó al rojillo, pero lo que encendió a la afición fue que, además, el VAR ni lo revisó.

En la segunda mitad, la insistencia rojiblanca obtuvo sus frutos. Álvaro Morata, que había estado muy fallón hasta ese momento, culminó con un cabezazo 'made in' Atlético Aviación una gran falta botada por Trippier. El tanto dio alas a los rojiblancos, y Saúl culminó la victoria con una jugada personal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento