Crisis desatada en el Atlético... que cuestiona hasta a Simeone

  • Séptimo en la tabla: encadena una mala racha que le aleja de la zona alta de la clasificación liguera
  • Críticas al Cholo: reproches de la afición al técnico, se le pide que apueste por un fútbol más ofensivo
  • Partido clave: si el Atleti no gana este miércoles al Lokomotiv, se podría quedar fuera de la Champions
Diego Pablo Simeone.
Diego Pablo Simeone.
EFE

La clasificación no engaña. El Atlético es séptimo en la Liga y lo que comenzó como una pequeña mala racha se está prolongando en el tiempo hasta hacer que los rojiblancos no solo vayan lejos de los dos líderes sino que ahora mismo estén fuera de los puestos europeos.

En la competición continental tampoco se han hecho los deberes. Los colchoneros llegan a la última hora en una buena situación, pero sin poder confiarse lo más mínimo. Si ganan este miércoles al Lokomotiv de Moscú en el Wanda, pasarán a octavos de final. Pero si no es así dependerán de lo que haga el Bayer Leverkusen en su partido ante la Juventus.

Así, el choque ante los rusos se presenta como una auténtica final, un partido en el que hay que dejar de lado las excusas y las dudas y cerrar una victoria que evite problemas mayores. La sombra de lo ocurrido hace dos temporadas, cuando dos empates ante el modestísimo Qarabag mandó al Atlético de Madrid a la Europa League, planea sobre el Wanda. No continuar en la máxima competición continental sería una auténtica tragedia para el club, por mucho que Simeone venda que el equipo está en una «temporada de transición».

La actual situación es inesperada en la entidad rojiblanca, más aún recordando cómo fue la pretemporada. El 3-7 al eterno rival, el Real Madrid, desató la euforia en el club y en la afición, que veían como este año había piezas suficientes para luchar por todo.

Sin embargo, las numerosas e importantísimas bajas se han notado mucho más de lo esperado. Antoine Griezmann, por mucho que su salida fuera abrupta, era la indiscutible estrella del Atlético, y nadie ha recogido de momento su guante. Y la defensa, seña de identidad de este equipo, tuvo cuatro bajas de hombres que habían sido claves: Diego Godín (capitán espiritual), Lucas Hernández (uno de los centrales más prometedores del mundo), Filipe Luis y Juanfran.

Mientras que los fichajes en la zona defensiva sí han logrado dar un buen nivel (ni un pero se puede poner a jugadores como Trippier, Renan Lodi, Felipe o Mario Hermoso) no está sucediendo así con otras adquisiciones. Joao Félix no ha demostrado todavía el crack mundial que apunta ser y los 126 millones de euros pesan demasiado en un jugador de gran futuro pero todavía irregular a sus 19 años. Marcos Llorente en el centro del campo ha sido la gran decepción, un jugador por el que se pagó 40 millones de euros, que juega poco y que cuando sale no lo hace bien. Y el peso de Héctor Herrera en el equipo es menor.

Sin duda, el gran problema del Atlético está siendo el gol. 16 goles en 16 partidos de Liga es una prueba irrefutable de que la polvora está mojada y son muchos ya los que cuestionan a Simeone, un ídolo absoluto de la afición pero al que ahora se le exige un poco más, que sea más ambicioso en sus planteamientos, que deje la solidez para dar paso a la valentía. Y cuidado, ante el Lokomotiv, un empate sin goles puede significar un drama, nada menos que la eliminación en la Champions League.

Empate a empate: ocho en Liga y cinco seguidos fuera

Ocho empates en 16 partidos de Liga penalizan en exceso. En la era de las victorias a tres puntos, una igualada no es un buen resultado y este Atlético de Madrid se ha acostumbrado a conformarse con arañar empates, especialmente fuera de su estadio. Cinco empates consecutivos a domicilio (Valladolid, Alavés, Sevilla, Granada y Villarreal) han alejado de la zona alta a los colchoneros, que solo llevan 11 puntos de 24 posibles a domicilio en la competición doméstica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento