El Madrid teme la gran pitada a Bale en el Bernabéu

Gareth Bale, en el Bernabéu
Gareth Bale, en el Bernabéu
EFE

La situación de Gareth Bale en el Real Madrid tiene en vilo a los aficionados y al propio club. Parecía que lo peor había pasado cuando, tras no entrenar con el club blanco en 29 días, se marchó con su selección, donde, además, ha mostrado una cara mucho más feliz que en la casa blanca.

"Me emociona un poco más con Gales", llegó a decir, además de tomarse con humor y achacar a 'cosas de la prensa' el ya famoso "Gales, golf, Madrid. Por ese orden". 

La bandera de la discordia

No quedará gente a estas alturas que no la haya visto. La bandera galesa con la que los jugadores celebraron la clasificación para la Euro y que llevaba impreso el famoso orden de prioridades de Bale ha dado la vuelta al mundo e, incluso, otros equipos y marcas la han usado como mofa en las redes sociales.

A un amplio sector de la afición del Real Madrid no le ha hecho ninguna gracia por considerar que se ríe del club. Otros lo entienden como una demostración de que le da igual lo que la prensa publique sobre él y no ven afrenta al Madrid. Afición dividida.El sábado, a las 21:00, el Santiago Bernabéu dictará sentencia.

Como madridista, ¿qué crees que el Real Madrid debe hacer con Gareth Bale?

"Irrespetuoso. Desacertado. Desagradecido"

Tras el episodio de la bandera, las portadas de los principales diarios deportivos se han posicionado en contra del galés al considerar que es una falta de respeto al Real Madrid aparecer con esa bandera en esa actitud.

Cuando en la previa del encuentro, en rueda de prensa, los periodistas galeses preguntaron a Bale por esas prioridades, él dijo que la prensa tenía que vender. Es decir, de la boca del futbolista nunca ha salido la confirmación de que esas sean sus prioridades deportivas, pero sumando declaraciones, actitudes y el episodio de la bandera, muchos aficionados han dicho basta.

Ante esta situación, el Real Madrid ha dejado claro, a través de diferentes fuentes, su apoyo total al jugador, al que consideran uno de los mejores de la plantilla. El club teme que el Bernabéu dicte sentencia contra el galés y tienen sobre la mesa el problema de su continuidad.

En un principio, Bale iba a marcharse ya en enero, cosa que Zidane en ningún momento ocultó. Finalmente, no llegó ninguna oferta convincente y continuó vestido de blanco, con un gran rendimiento en los primeros compases de la temporada, hasta que todo se torció.

La pregunta ahora es ¿cuántos días le quedan a Bale en el Real Madrid?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento