El Real Madrid se impone al Barcelona en el regreso de Mirotic al Palacio

  • Los de Pablo Laso ganaron un vibrante encuentro por 86-76, marcado por los abucheos a Mirotic.
Randolph y Mirotic, durante un Real Madrid-Barcelona.
Randolph y Mirotic, durante un Real Madrid-Barcelona.
EFE

En un WiZink Center convertido en una olla para vivir un nuevo Clásico del baloncesto español, esta vez en Euroliga, el Real Madrid se impuso por 86-76 al FC Barcelona, que tuvo en Nikola Mirotic a su mejor hombre y al más pitado. El Palacio puso sonido de viento constante al regreso del montenegrino, que se vino arriba para liderar a los suyos.

El problema es que para los de Pesic la reacción fue insuficiente. Tras una primera parte de una puntuación que hacía prever que rondarían los 100 puntos cada equipo, se cortó mucho más en la segunda. Primero fue el Real Madrid quien asumió el liderato con un 32-14 al que respondió el Barça con un 16-36 en el segundo cuarto. Al descanso, un exiguo 50-48 para los blancos.

Anthony Randolph tiró del carro de los de Pablo Laso, bien secundado por la dupla argentina de Facundo Campazzo y Gabriel Deck (MVP del partido), al menos hasta el final. Un triple del estadounidense a falta de 5 minutos cortó la opción blaugrana de remontada, y levantó definitivamente a la afición madridista.

La aportación de Jordan Mickey se cortó en la decisiva recta final, cuando a él y al caboverdiano Walter Tavares les excluyeron tras ver las quintas faltas, muy discutidas por el palacio.

Por parte de los culés, el mal encuentro de Brandon Davies (0 de 6 en tiros de 2 y 0 puntos al final del partido), unido a que Ante Tomic no pudo seguir el ritmo anotador de Mirotic hizo que el encuentro se pusiera muy cuesta arriba, especialmente en la recta final. Aunque su papel lo cogió Kyle Kuric, no fue suficiente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento