El último reto de Carolina Marín: hacer un saque de bádminton a 500 km/h

  • La campeona del mundo de bádminton explica los entresijos de su deporte para Olympic Channel.
La jugadora española de bádminton Carolina Marín
La jugadora española de bádminton Carolina Marín
BWF

Carolina Marín se ha propuesto responder a una pregunta que le ha hecho Toyota, uno de los patrocinadores principales del Comité Olímpico Internacional y de los Juegos Olímpicos: ¿es posible golpear un volante de bádminton a la impensable velocidad de 500 km/h?

Ese es uno de los próximos grandes retos de este deporte. En condiciones de partido, el récord conseguido es de 426 km/h, aunque en otras mediciones se ha llegado a mayores velocidades. Todo depende de diferentes factores, como la potencia física del deportista obviamente, pero también de las características de la raqueta o del propio volante, que ahora se usan con plumas de patos y en un futuro próximo empezarán a usarse plumas sintéticas, o el propio momento del golpeo.

En la extensa entrevista para el Olympic Channel, Marín explica los entresijos de su deporte. Por ejemplo, que cada jugador tiene una raqueta personalizada y que a ella le gusta más que "pese la cabeza" y que "el centro sea flexible", con el objetivo de conseguir más potencia.

En ese sentido, Marín admite que se podrá llegar a esos 500 km/h. "Es posible, teniendo un buen físico, un timing con el volante y que en el momento en el que el volante sale de la raqueta, es el momento más rápido de un partido de bádminton", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento