El Sevilla se sale del guión
El delantero del Sevilla Kerzhakov remata a portería ante Lacruz, del Espanyol.(Vidal / EFE).

Decía esta semana el entrenador del Sevilla, Juande Ramos, que «perder a domicilio en campos de equipos muy poderosos», como ha sucedido ante Arsenal (3-0) y Barça (2 1), entraba dentro de lo previsto. Pero ayer, el equipo de Nervión se salió del guión de Juande en el Pizjuán y sumó su tercera derrota seguida ante el Espanyol, que se tomó la revancha de la final de la UEFA con un gol de Tamudo en la recta final.

En un partido que resultó vibrante, Kerzhakov tuvo que asumir el rol de Kanouté, algo que le vino grande. El delantero ruso no estuvo afortunado  y antes del cuarto de hora erró en un mano a mano con Kameni. Navas, ayer el mejor, puso a Duda un balón en boca de gol que el portugués erró.

Parecía que estaba cerca el 1-0 hasta que Ángel enganchó un tiro que batió a Palop a la media hora. La segunda parte arrancó con más ambición sevillista, pero con la misma falta de puntería. Otra vez, Kerzhakov, falló solo ante Kameni tras un remate de Escudé.
La historia se repitió de nuevo y Luis García estableció el 0-2 en una contra de Riera.

Con Capel, Kanouté y Koné en el campo, Juande puso en liza toda su munición. Y la jugada pareció salirle. Jarque se metió el 1-2 y más tarde Koné se estrenó como goleador con un cabezazo. El Sevilla fue entonces a por la victoria, aunque no contó con la calidad de Tamudo. El partido no se emitió por televisión debido a la guerra entre Mediapro y Sogecable.