Okkas, el goleador
Núñez controla el balón en el centro del campo, ayer en Balaídos.(Laura González)

El Celta encontró ayer en Okkas al sustituto de Baiano, goleador brasileño que se marchó a jugar al Murcia en Primera, después del descenso del equipo gallego. Ese killer del área que todo equipo necesita para subir a Primera es un chipriota de 30 años, que se destapó con dos tantos ante Las Palmas. Gracias a su efectividad, el Celta sumó su primera victoria en Balaídos y segunda consecutiva de la temporada.

Como en todos los partidos que ha disputado este año, el conjunto celeste volvió a sufrir en la primera parte, período en el que los rivales resisten porque se encuentran frescos físicamente.

En los segundos 45 minutos, las cosas cambian. El Celta desbordó ayer a Las Palmas en un cuarto de hora con dos goles de Okkas: uno de cabeza, a saque de falta de Jorge, y otro de volea, tras un pase medido de Vitolo.

Oubiña, lesionado, llega a Vigo

La resonancia magnética que le realizaron a Borja Oubiña en Inglaterra confirmó las peores previsiones y el canterano del Celta, que juega cedido en el Birmingham City, sufre la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. El jugador ha viajado hoy a Vigo y se pondrá en manos del doctor del conjunto gallego, Mario Galán.