Max Mosley en una imagen de archivo.
  • Es el primer representante de una escudería que anima a Mosley a dimitir tras recibir el respaldo de la FIA.
  • Para Montezemolo, Mosley pone en riesgo a la Fórmula Uno y a la FIA.
  • El patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, también apuesta por su marcha.
Max Mosley en una imagen de archivo.
  • Ha recibido el respaldo mayoritario en votación secreta.
  • La consulta se ha realizado tras el escándalo sexual, con estética nazi, que ha provocado tantas críticas.
  • Continuará, al menos, hasta octubre de 2009, fecha en que concluye su mandato.
Max Mosley en una imagen de archivo.
  • Este martes se celebra en París una asamblea extraordinaria de la FIA para decidir si Mosley sigue en su cargo o no.
  • Todas las previsiones apuntan que la votación estará muy ajustada: todo puede pasar.
  • A pesar de las numerosas voces que han pedido su dimisión, Mosley quiere permanecer en el cargo hasta el final de su mandato.
  • Podría sustituir al presidente de la FIA, pero considera que el motor general y el deporte como tal deberían dividirse.
  • Habla de una peligrosa guerra de poderes entre Max Mosley y el jefe ejecutivo de la F1, Bernie Ecclestone.
Max Mosley en una imagen de archivo.
  • El patrón de la F-1 ataca por primera vez a Mosley.
  • No entiende que el presidente de la FIA vincule su continuidad a la permanencia de este organismo en las carreras.
  • "Si Max quiere guerra, la tendrá".

Página 1 de 4