Los delanteros del Real Madrid, Álvaro Morata (d) y Cristiano Ronaldo (i), reclaman al árbitro en una jugada del encuentro frente al Eibar.

Página 1 de 6